Compartir

La compañía de videojuegos Activision emprende una acción de RSE (Responsabilidad Social Corporativa) encaminada a mejorar la vida de los auténticos soldados que están destinados lejos de su hogar y compartirá el nuevo DLC “War Machine” con las tropas de EEUU destinadas en Alemania y Kuwait.

Aunque a mucha gente le puede parecer paradójico que un juego que reproduce la guerra pueda ayudar a los soldados, Activisión piensa que les puede hacer la vida más cómoda en las bases y mejorar el estado de ánimo de los militares. Para ello está destinando miles de dolares en actividades lúdicas para el personal desplazado en el extranjero y ya ha ayudado a más de 40.000 veteranos con ayuda psicológica y asesoramiento laboral en su retorno a casa.

Dan Goldberg, presidente de la Fundación de Call of Duty afirma que “Nos sentimos honrados por la oportunidad de conocer a las tropas, jugar con ellas y compartir nuestro aprecio y gratitud por su servicio directamente”.La Fundación de Call of Duty cooperará en esta acción con la USO (United Service Organizations) asociación que que lleva a atletas y artistas famosos a las tropas estadounidenses desplazados.

Para que los soldados no se encuentren desconectados del hogar, la compañía ha facilitado estaciones de juego especiales en las bases donde los uniformados podrán pasar sus ratos libres jugando online con familiares y amigos. Una forma de evadirse del duro trabajo que les pertoca y sentirse cerca de sus seres queridos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta