Compartir

No siempre son todo buenas noticias en la escena de los eSports, en muchas ocasiones y tras no lograr una serie de objetivos marcados, las organizaciones deciden que hay mucho que mejorar para poder seguir compitiendo al mejor nivel, y eso a veces requiere de un reinicio desde la propia base. Eso es lo que le ha pasado en estos últimos días a Renegades, que tras desvincularse de los cuatro miembros de su plantilla se despide de su aventura en Call of Duty, al menos por el momento.

La división nació el pasado 30 de agosto, cuando el alero de los Boston Celtics, Jonas Jerebko, confirmó su esperada inversión en los deportes electrónicos y confío en Renegades para su proyecto. Acogió a la ya existente plantilla de CS:GO y firmó a la antigua plantilla de Dream Team para CoD, que durante algunos días, a falta de organización que confiara en ellos, se encontraban compitiendo bajo el nombre de Ground Zero. Sin embargo entre diciembre y enero perdieron a dos de sus hombres, Martin ‘Chino’ Chino y Adam ‘KiLLa’ Sloss, un cambio que no le sentó nada bien a un equipo al que ya de por sí le costaba arrancar.

Ahora, tras casi seis meses de aventura, toca decir adiós a su división de Call of Duty, a la espera de saber si se encuentran trabajando con una nueva plantilla o qué ocurrirá con sus cuatro miembros: Steven ‘Diabolic’ Rivero, Andrew ‘Ivy’ Ivers, Troy ‘Sender’ Michaels y Ryan ‘Lawless’ Lawless, que por ahora se encuentran sin equipo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta