Compartir

La integración de la Guerra de Clanes en la última gran actualización de Clash Royale ha revolucionado el panorama social en los últimos días y son muchos los detalles que ha integrado esta nueva acción de Supercell, por lo que os contamos algunos detalles que se escapan a ojos del jugador más casual.

Cuando dejas un clan…

Con la Guerra de Clanes son muchos son los jugadores que han despertado para activarse en clanes con más aspiraciones en el que están y a veces eso crea dudas por el ritmo de cada grupo a la hora de entrar en la guerra.

Por eso debes saber que si dejas un clan, todavía formarás parte de ese clan y no podrás participar en una guerra de otro clan hasta que tu antiguo clan no haya finalizado la suya, así que no te agobies si entras en un nuevo equipo y de primeras no puedes ayudar.

Controla las visitas a otros clanes

Es bastante habitual ver cómo algunos jugadores suelen entrar y salir en varios clanes en el mismo día, un uso diario en profesionales pero que mal gestionado, puede alejarte de tus recompensas.

Cuando visitas otro clan durante el Día de Colección, asegúrate de haber jugado al menos una de las tres partidas requeridas, así podrás mantenerte enlazado en esa guerra en tu clan y podrás salir y entrar todo lo que quieras, pudiendo luego volver y completar tus intentos.

El empate es una derrota

Quizás quieras arriesgar algo más en los días de Colección cuando descubras que un empate en alguno de los duelos significa una derrota en cuanto a número de cartas ganadas, por lo que si tienes una partida igualada puedes jugártela y arriesgar para intentar batir a tu rival.

Eso sí, tienes que ser consciente al mismo tiempo que de perder estás beneficiando a un rival directo de cara a la guerra del día posterior.

Los nombres de las guerras, un guiño genial

Uno de los mejores aciertos de esta Guerra de Clanes es el generador automático de nombres totalmente aleatorios con el que Supercell le ha dado vida a los eventos. Si no te has dado cuenta, échale un vistazo a tus Guerras Pasadas y comprueba la diversidad de nombres de las guerras. Hay cientos de ellos y en muchas ocasiones con guiños a películas, series o videojuegos.

A veces es mejor no mirar el matchmaking

La Guerra de Clanes puede jugarte alguna mala pasada y ponerte frente a un rival que tenga miles de copas más que tú. No parece ser extremadamente habitual en casos tan exagerados como los que mostramos ahora con las imágenes, pero por si acaso no te centres mucho en mirar las copas del rival y céntrate en la partida.

lzrysbsyh_9wpjudm-aqcdmllspwtrntxwigxmp9ptc xz2l0r8b0nv01

No hay comentarios

Dejar una respuesta