Compartir

La polémica sigue servida alrededor de Virtus.Pro, pero de momento se mantiene la calma entre los principales implicados, cosa que nos tranquiliza a todos. Y es que hace unos días se publicó una investigación que revelaba que la compañía propietaria de Virtus.Pro, ESforce Holding, poseía una buena parte del negocio de los eSports en Europa occidental con una inversión que supera los 100 millones de dólares. Entre otras cosas, posee un 90% de Lounge S.p.z.o.o, la compañía que puso en marcha el polémico portal de apuestas CS Lounge, además también posee los derechos de imagen de Natus Vincere y por supuesto es dueña de Virtus.Pro. Sin embargo, según eSportObserver esto no acaba aquí y ESforce Holding es también accionista mayoritario de SK Gaming, lo que sin duda podría causar un conflicto de intereses.

Según este informe el Director General de SK Gaming, Alexander Müller, fue nombrado en Junio de 2015 CEO de una compañía externa cuyo propósito era “la gestión y apoyo a uno o varios equipos de juegos online y offline”. El único accionista que aparece en esta operación es la citada ESforce. Esta relación en sí no prueba absolutamente nada sobre la posesión de acciones de SK Gaming, pero sí es algo que confirmó abiertamente el propio Müller cuando se le preguntó por ello.

ESforce se hizo cargo de las acciones de los antiguos socios de SK Gaming y sin duda fue la mejor decisión para el equipo. Hablamos con varios posibles inversores pero ellos eran la mejor opción dada su ambición y sus conocimientos en el mundo de los eSports. Una de las claves de esa negociación es que ESforce nos dejó claro que no interferiría en nuestro trabajo diario, y disponer de esa independencia era algo vital para nosotros.

Una vez salido a la luz toda esta información (que podéis conocer con más detenimiento en el informe) muchos ahora se preguntan como afectará esto al mundo competitivo. Temen un conflicto de intereses, y que exista un posible trato favorable a Virtus.Pro. Sin embargo esto no viene de hace unos días, y echando la vista no demasiado atrás SK fue el encargado de eliminar a Virtus en las semifinales de un torneo tan jugoso como el de Colonia. Sobre esto también se ha pronunciado Müller queriendo calmar el revuelo formado:

Entiendo que a la gente le pueda chocar y que quieran tener una mirada más cercana del asunto. Pero hablando con seriedad, ¿De verdad alguien piensa que jugadores tan competitivos como FalleN o NEO consideren siquiera jugar por debajo de sus posibilidades porque alguien se lo pida?

Müller también confesó que todo esto debió ser notificado en su día por el propio club, cosa que se planeó inmediatamente después de cerrarse la operación y que obviamente no se llevó a cabo. No que todo ha salido a la luz a raíz de una serie de investigaciones que según él, aunque muy correctas, no están completas aun.

No hay comentarios

Dejar una respuesta