Compartir

Los deportes electrónicos siguen llamando la atención a una multitud de organizaciones. Esta vez le toca a los los Adelaide Crows, que han comprado uno de los mayores clubs del país australiano: los Legacy eSports.

El interés que despiertan los eSports en el mundo está relacionado con la idea de que son la mejor forma de llegar a los jóvenes, un target cada vez más inaccesible por lo medios tradicionales de consumo. Los clubs de deportes tradicionales se han lanzado como posesos a conseguir sus propias filiales electrónicas lo cual, en principio, está animando el panorama deportivo.

En el caso de Australia, todo empezó con el anuncio de Liga Australiana de Fútbol (AFL), de que estaba realmente interesada en entrar en la industria de los eSports. En su idea de promocionar los deportes electrónicos en Oceanía, la AFL incluía la celebración de un torneo en el Etihad Stadium de Melbourne. Esto ha hecho lanzarse a múltiples equipos de las antípodas a montar sus propios clubs de eSports para no quedarse fuera.  

Detrás de estos movimientos está el interés por un aumento potencial de los ingresos de los patrocinadores pues el fútbol australiano no es muy seguido internacionalmente, al contrario que los eSports que no poseen fronteras físicas. Con esta idea en mente, los Crows de Adelaide han adquirido Legacy eSports, que posee uno de los mejores equipos de Australia de League of Legends, CS:GO y Rocket League

Según se rumorea, el acuerdo entre los Legacy y los Crows ha alcanzado sumas millonarias. Por ahora los Legacy eSports mantendrán su identidad pues todavía no se ha decidido si Legacy recogerá el nombre de Crow Adelaide en el futuro.

El equipo de Legacy CS:GO asistirá a la final de la ESL AU & NZ Championship S3 este fin de semana con el siguiente roster:

  • Michael ‘Lightstep’ Hall
  • Kyran ‘dizzy’ Crombie
  • Dale ‘deoxiDE’ Carta
  • Matthew ‘mattcd’ Lenard
  • Joshua ‘spiKez’ Qualischefski

No hay comentarios

Dejar una respuesta