Compartir

Desde su llegada al competitivo, los daneses de Astralis siempre han querido formar parte de algo grande en CS:GO, y vaya si lo han conseguido. Tras un prolifero 2016 y un gran inicio de 2017, Astralis llegó a la cima. Un lugar al que ha vuelto meses después y de dónde parecen no querer bajarse.

Con la conquista de la ELEAGUE Major 2017, Astralis se convirtió en el mejor equipo del mundo. Un puesto que no le duró demasiado, pues la hegemonía de SK Gaming fue dura de combatir, más cuando FaZe Clan también se metió por medio. Sin embargo este 2018 está siendo impecable para los daneses, que aprovechando el bajo estado de forma del conjunto brasileño, se han erigido como líderes absolutos del competitivo.

Todo tras la llegada de Magisk, que supuso para el equipo ese engranaje para que la maquinaria funcionara a la perfección. No mucho después conquistaron la DreamHack Marselle y de ahí vuelta al Top 1 Mundial, un puesto que aún tienen en su poder tras cuatro meses de éxitos en los que Astralis conquistó la ECS, la ELEAGUE Premier, y también la ESL Pro League. A lo que hay que sumar la posibilidad de que conquisten la actual DreamHack Masters, en la que de momento han comenzado con victoria.

Esa primera victoria en la DH Masters de Estocolmo, supuso además un nuevo récord para la entidad, consiguiendo la segunda mejor racha de la historia del competitivo de CS:GO. Desde que llegara Magisk al equipo, los daneses han disputado 75 encuentros con el mismo roster, consiguiendo un fantástico average de 59-16, superando al Fnatic de olof de 2014-2015.

Lejos queda el 87-0 que logró el legendario Ninjas in Pyjamas de GeT_RiGhT, intratables durante una larga temporada en las que solo Verygames lograba plantar cara, pero sin llegar a conseguir tumbarles. Un récord que perdieron en abril de 2013 cuando se toparon con el Virtus.pro de Dosia, que les derrotaron en las finales de la SLTV.

No hay comentarios

Dejar una respuesta