Compartir

Las famosas cajas de los videojuegos se están empezando a convertir en una tortura para los responsables de los eSports más populares del momento. Buena muestra de ello está siendo la lucha que está manteniendo Bélgica para su regulación mediante la Ley del Juego en el país.

Durante aproximadamente medio año, la Comisión del Juego del país, a petición del Ministro de Justicia Koen Geens, ha investigado todo el negocio de los loot crates en los videojuegos como se informa desde la página oficial del Ministro belga.

Starwars Battlefront II fue el juego que dio pie a esta investigación debido a “la importancia de la protección de los menores y los jugadores vulnerables“. Sin embargo, una vez comenzada la investigación también se amplió a Overwatch, FIFA 18 y Counter Strike: Global Offensive.

Según la Comisión, el azar es fundamental para valorar el papel de las apuestas, por lo tanto estas cajas deben someterse a la Ley del Juego del país. Puesto que no existe una protección para que los menores no puedan acceder, la Comisión sostiene en su escrito que deben eliminarse.

Si no se lleva acabo la eliminación de las cajas, la ley belga establece que los operadores de los juegos pudieran enfrentarse a penas de hasta cinco años de prisión y multas de 800.000 dólares.

Sin llegar a ese extremo, la intención principal del Ministerio sería la de reformar estas cajas, introduciendo tiempos de espera entre aperturas o hacerlas menos atractivas para proteger a los menores.

No hay comentarios

Dejar una respuesta