Compartir

Pocos podían esperar que cuando Cloud9 y Natus Vincere se enfrentaron anoche en su partido correspondiente a la 2ª ronda de la ESL One de Colonia, el Bo1 acabaría convirtiéndose en un Bo3, o al menos esa fue la sensación de todos pues para llegar a la victoria final de Na’Vi fueron necesarias nada menos que 66 rondas, concluyendo en un más que ajustado 34-32 a favor de los chicos de s1mple.

Ronda a ronda, con mucho sentido del humor por parte de la organización y sus diferentes retransmisiones, así como por parte de los protagonistas para poder sobrevivir a casi tres horas de mapa, se llegó al sexto overtime. Un partido interminable que pasará a la historia del CS:GO, pues pocos resultados tan abultados se recuerdan en un gran torneo.

Train fue el escenario testigo de este memorable resultado, y ya desde el inicio la igualdad se respiraba en el ambiente pues aunque Na’Vi se llevaba la primera ronda de pipas y se ponía por delante 9-6, Cloud9 hacía lo propio tras el descanso para poner otro 6-9 y llegar con empate a 15 al final del mapa. Tras ello se llegó al empate a 18… a 21… Y así hasta el 30-30. Ninguno de los dos quería caer derrotado, pues eso le pondría en una delicada posición de 0-2 en su marcador, y la tercera derrota significaba un billete de vuelta a casa. En un último arreón final, Natus Vincere lograba, por fin, llegar al 34-36 al que por supuesto se llegó con vilo pues solo Edward y GuardiaN (el mejor del partido) sobrevivían a esa ronda 66.

No hay comentarios

Dejar una respuesta