Compartir

Hay dos ciudades en el mundo que son hablar de Counter-Strike en estado puro. Una de ellas es la ciudad polaca de Katowice y la otra es dónde se va a disputar la final hoy de la ESL One, Colonia. Estas dos ciudades son imprescindibles para enteder lo que hoy es el shooter por antonomasia.

Pero esta ESL One Colonia nos ha demostrado que en el Counter-Strike nadie perdona nada y los que llegaban al torneo como favoritos, han tenido que recoger las maletas sin poder disputar una final a BO5 que va a poner en alerta a los cardiólogos alemas durante todo el día.

Por un lado tenemos a MIBR que sigue a la deriva que no ha parado pese al cambio de organización. Primero Faze por un contundente 2-0 y después BIG por 2-1 han demostrado que los brasileños se tienen que reinventar o moriran en el intento de volver al dominio que tuvieron.

Faze por su parte, lleva una temporada complicada. La salida del genio sueco Olof ‘olofmeister’ Kajbjer los dejba en una posición complicada encadenando stand-in y sin un quinto fijo. Este torneo ha demostrado una vez más la necesidad de estabilidad de un equipo que a talento individual tiene muy pocos a su altura. BIG supo explotar al máximo su lado CT para llevarse el partido en un cómodo Inferno final.

El último gigante en caer fue Astralis, los daneses aspiraban a llevarse un torneo en el que sobre el papel debían hacer finales como mínimo. Pero los ucranianos demostraron que no todo en la vida es S1mple. Si Natus Vincere juega bien cuando su estrella lo está, si le sumamos electronic el torbellino en el servidor está asegurado. En un partido igualado, salvo el Nuke que se llevo Astralis, Na’Vi llega metiendo mucho miedo.

BIG tendrá al público de su parte en la final de Colonia pero sin duda, Na’Vi dará que hablar en los mapas que se jueguen en una final que puede ser histórica.

No hay comentarios

Dejar una respuesta