Compartir

La clásica organización de EnVyUs no pasa por su mejor momento, al menos en lo que a su escuadra de CS:GO se refiere. Tras una re-estructuración de su plantilla el pasado febrero, las nuevas estrellas no han sabido entenderse entre sí, lo que ha llevado a numerosos malos resultados que le han llevado al descenso en la ECS S5 y la ESL Pro League S7, perdiendo la plaza en dos de las mayores competiciones de la escena internacional.

Comenzando por la EPL, el equipo, mas que cuajar una mala temporada, que también, se ha visto superado por el gran nivel del resto de equipos, donde destacaron sorpresas como las de Ninjas in Pyjamas o Space Soldiers. Tras terminar en plaza de descenso, AGO les superó de manera clara salvando su plaza, para terminar perdiendo la plaza de la EPL frente a los búlgaros de Windigo el pasado jueves.

Tras ello la debacle continuó en la ECS. La temporada fue aun peor, sumando solo 4 victorias en los 18 encuentros posibes. G2 eSports terminó por condenarles haciendo inútiles el último doble enfrentamiento frente a Virtus, que a priori iba a ser decisivo para la salvación del equipo. Como farolillo rojo, el equipo también descendió de categoría.

A EnVyUs le queda ahora por delante el reto de la ESEA S28 y la Copa Challenger, con el objetivo de recuperar sus antiguas plazas en la EPL y la ECS. Desde luego la plantilla la tienen, formada por el eterno capitán Happy, la formidable dupla de G2: RpK y ScreaM, el regreso de kioShiMa tras su brillante etapa en FaZe y el joven promesa hAdji. Pero todo apunta a que habrá cambios, pues en numerosas ocasiones los jugadores han hecho notar su falta de sinergia y diversos problemas internos que han llevado a estos desastrosos resultados.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta