Compartir

No es común en los torneos profesionales de CS:GO que los jugadores “hagan trampas”, pero en algunas ocasiones concretas ha saltado la alarma, y muchos incluso han justificado sus actos comentando que “es sólo un juego” (Caso de Joee, baneado durante la ESL UK Premiership en agosto).

Pero también es cierto que los dispositivos anti-cheats garantizan la seguridad y cierta seriedad en los torneos LAN, evitando que quede esa duda sobre jugadores más pícaros de lo normal.

A fin de actualizar el servicio y disponer de más herramientas en contra de programas de trucos, ESEA ha diseñado un nuevo anti-cheat para los eventos profesionales, que busca mejorar las experiencias obtenidas por el sistema clásico del VAC (el artefacto oficial de  seguridad de Valve).

El aparato no está limitado a esos eventos, y puede utilizarse por cualquier organizador que lo desee a partir del IEM de Oakland, siempre que cuente con los requerimientos básicos. Desde luego, es una herramienta útil para esos organizadores, que pueden tener que vérselas con equipos menos serios que los eventos mayores, si bien en ambos casos contar con este elemento su pone un sello de profesionalidad.

Al final siempre es mejor prevenir que curar, sobre todo para evitar sorpresas desagradables como se han demostrado en el pasado, como en el caso conocido del profesional Hovik ‘KQLY’ Tovmassian, cazado por el VAC.

iem-anti-cheat

No hay comentarios

Dejar una respuesta