Compartir

Valve sigue perfeccionando las armas en busca de la igualdad y ha lanzado una nueva actualización en la que ha introducido cambios significativos tanto en la glock y la p250 como en el llamado aimpunch sin armadura.

El concepto de aimpunch explica el movimiento que sufría el jugador al recibir una bala en el cuerpo o en la cabeza cuando estaba sin armadura. Se producía un desequilibrio que impedía apuntar son precisión. Este cambio puede romper el meta de priorizar la compra en el bando terrorista de chaleco y glock en la primera ronda.

En la misma línea, la glock ha sufrido importantes cambios. Estos cambios en palabras de Valve “pretenden favorecer a los jugadores que reducen las distancias con sus oponentes“.

Por un lado se ha aumentado el daño base a cortas distancias y se ha reducido en largas distancias. Asimismo se ha aumentado tanto la precisión disparando rápido y en movimiento. Estos cambios van a aportar a la glock mucha mayor movilidad, algo que habían perdido en el nerf a la tec-9.

En cambio la p250 ha recibido cambios en la dirección completamente opuesta, se ha buscado “favorecer los enfrentamientos a larga distancia, principalmente contra enemigos sin armadura“.

Los cambios consisten en incrementar tanto el daño base como a largas distancias pero reducir la capacidad de penetración en la armadura y el daño en movimiento. Estos cambios, en la misma dirección que los producidos en el resto de pistolas están buscando el ansiado balance entre rifles y pistolas que la comunidad y los jugadores profesionales piden desde hace tiempo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta