Compartir

El 7 de junio, coincidiendo con el fin de las rebajas de Steam el Anti-Cheats de Valve pareció ponerse en marcha y más de 40.000 jugadores de Counter-Strike Global offensive han sido baneados en lo que ha sido la operación anti-tramposos más voluminosa de la historia del juego.

Para que pongamos en valor el número de tramposo que Valve se ha quitado de encima, debemos entender que en la anterior oleada de baneos que se llevó a cabo en 2016 se batió el récord con algo más de 15.000 jugadores, casi un tercio de lo que se ha baneado esté 2017. Otro dato interesante es que los jugadores Baneados cabrían justitos en el Ramón Sánchez Pizjuán con capacidad para 41.000 localidades. La verdad es que son cifras que dan perspectiva a lo que se ha hecho.

baneos-csgo

Que Valve haya baneado el día después de acabar las rebajas de Steam no es una casualidad. En la oleada de 2016 el Counter-Strike Global offensive fue líder de ventas de Steam durante varios días debido a que los jugadores expulsados tuvieron que crearse una nueva cuenta y comprar un nuevo CS:GO para seguir jugando. Imaginaos cómo se estará frotando las manos Gabe Newell al imaginar a esos 40.000 tramposos corriendo al store de Steam a comprarme el CS:GO por el precio íntegro.

Uno de los puntos más curiosos que se crea después de estos baneos masivos son los hilos en reddit sobre inventarios muertos. Estos son fotos de los inventarios de jugadores que han perdido las Skins que tenían por haber sido cazados usando trampas. Casi daría pena  ver todas esas AWP Asiimov que se han esfumado si no fuera porque se consiguieron de manera ilícita.

Una vez más estamos ante la punta del iceberg de lo que es el auténtico problema para el usuario del Counter-Strike Global Offensive. Tratar de crecer en el Matchmaking y darte de cara una y otra vez con jugadores tramposos que ganan partidas sin esfuerzo. Una frustración que acaba con muchos aficionados desinstalando el juego. Esperemos que iniciativas como esta haga que muchos se lo piensen bien antes de usar trampas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta