Compartir

La próxima semana Nueva York volverá a vestirse de gala un año más para recibir una nueva edición de la ESL One. Con 250.000 dólares en juego, ocho de las mejores organizaciones de CS:GO se darán cita en un torneo en el que Natus Vincere deberá luchar contra viento y marea para revalidar el título cosechado el pasado año. Una ESL One New York que comenzarán defendiendo contra Cloud9.

El llegado desde el clasificatorio norteamericano, ocupando la plaza que ostentara OpTic Gaming en 2016, será el primer rival del campeón en la fase de grupos, teniendo además este fin de semana el reto de la DreamHack Montreal, lo que puede resultar tanto motivante como peligroso por el cansancio. Mientras, en mismo Grupo A, SK Gaming tratará de volver a callar bocas tras ser eliminado frente a G2 en la DreamHack Masters, un G2 que no estará presente en Nueva York pues cayó ante EnVyUs en el clasificatorio europeo, y quien será rival del conjunto brasileño en primera ronda.

En el otro lado del cuadro, los europeos de FaZe Clan tienen ante un muy desinflado Virtus el primer reto del torneo, mientras que Astralis y Liquid se enfrentan en el cuarto y último encuentro de la primera ronda de esta ESL One New York que arranca el próximo 15 de septiembre.

  • Na’Vi vs Cloud9
  • SK Gaming vs EnVyUs
  • FaZe vs Virtus.pro
  • Astralis vs Liquid

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta