Compartir

Hace unas semanas informábamos de un asunto muy serio que implicaba a la Comisión de Apuestas de Washington y a la compañía Valve en relación con el delicado tema del “skins gambling” realizado por terceros desde la plataforma Steam.

La Comisión de Washington acusaba a Valve de ser responsable de las irregularidades legales del uso de la plataforma de videojuegos por compañías que promocionaban ilícitamente sus webs de apuestas de diseños de armas para CS:GO. La acusación llegaba a tal punto que se amenazaba a la empresa propietaria de Steam de “tomar medidas legales de ser necesario.”

Ahora, días después de que pasara el plazo estipulado por la Comisión para responder, se hace pública la carta de Liam Lavery, Consejero Legal de Valve. Y su respuesta no es la que la Comisión esperaba.

Desde Washington, las intenciones manifestadas acerca del problema dicen ser facilitar “la cooperación ante la situación”. Pero en Valve no lo ven del mismo modo. Dirigida al director de la Comisión de apuestas, David E. Trujillo, contiene un extenso texto de tres páginas otorgando el punto de vista de la corporación desarrolladora.

Como hemos explicado en numerosas ocasiones, Valve no está vinculada con las apuestas ni su promoción, y ni mucho menos facilitamos su existencia. Las operaciones de Steam están reguladas por la ley de Washington. Por lo tanto, nos sentimos decepcionados por la forma de la Comisión de llevar este asunto públicamente, acusando a la empresa y a sus trabajadores de ser unos criminales“, explica Lavery desde la carta.

En un fragmento posterior de la carta, tras una descripción breve de la historia de la compañía y sus actividades, Lavery puntualiza que en ningún momento se conocen cuales son las acusaciones exactas de las que presume la Comisión. “No tenemos constancia de estar vulnerando ninguna ley y no entendemos a que viene esta persecución“, dice.

De igual forma, también señala que según las declaraciones de la Comisión de hace unos meses, Valve debería ser capaz de detener inmediatamente a los sitios de apuestas. “Esperamos que la Comisión no quiera decir con esto que tenemos que paralizar nuestros servicios generales y comerciales sólo porque los sitios de apuestas se aprovechan de ellos. No tienen autoridad para ello, y además hablaríamos de paralizar una serie de servicios y tratos que nada tienen que ver con los problemas citados“, puntualiza la carta.

Estamos luchando contra esas webs lo mejor que podemos, identificándolos. Estamos abiertos a cooperar con la Comisión si quieren ayudarnos a ello, a bloquear a los usuarios ilegales y las cuentas fraudulentas“, concluye el Consejero.

No hay comentarios

Dejar una respuesta