Compartir

Quedando tan solo una jornada por disputar en la ESL Pro League, algunos equipos empiezan a temer por la presencia de sus jugadores en las fases finales del torneo. Una vez concluidos esta semana los clasificatorios regionales del que saldrán seis equipos de Europa y otros seis de Norteamérica, todos ellos viajarán a Brasil a final de mes para enfrentarse por los más de 500.000 dólares en premios que se repartirán allí, además de alrededor de 250.000 más que serán repartidos entre los dieciséis equipos que no logren la clasificación. Sin embargo la dificultad de conseguir visados de entrada al país pone en serio peligro la presencia de muchos jugadores en las finales del torneo.

El único equipo clasificado matemáticamente hasta ahora es Cloud9, con un récord sensacional de 23-1. Jack Etienne, fundador y CEO del equipo americano, ha hecho pública su preocupación en redes sociales aprovechando precisamente su rol de clasificado, una preocupación que se expandirá de manera oficial con la conclusión de la novena jornada al conocerse el resto de clasificados.

La decisión de que las finales se jugarán en Sao Paulo se tomó durante los pasados Juegos Olímpicos, durante los cuales la entrada al país fue completamente libre para facilitar la entrada de los miles de atletas. Sin embargo tras la vuelta a la normalidad las autoridades de Brasil han vuelto a limitar el acceso al país, por lo que muchos jugadores podrían perderse el torneo si algo no cambia drásticamente.

La jugadora de Selfless, Heather ‘sapphiRe’ Garozzo le responde a Etienne reafirmandole su preocupación, ya que ella presentó su petición de visado hace algún tiempo y le respondieron que no se la podrían conceder hasta cierta fecha, siendo esta posterior a la ESL Pro League. Otros miembros de la comunidad como Wilton ‘zews’ Prado, de Immortals, le remite a cuentas de personas expertas en este tema. Precisamente Immortals, junto a SK Gaming, si consiguen su pase como así debería ser por los resultados obtenidos hasta ahora, son los dos únicos equipos que no tienen ese problema al tratarse de clubes brasileños, pero cualquier otro equipo norteamericano que se clasifique, así como los europeos, tendrán una dura lucha por delante.

No hay comentarios

Dejar una respuesta