Compartir

Si la burbuja de PlayerUnknown’s Battlegrounds ya nos sorprendía durante 2017 lo que estamos viviendo con Fortnite en 2018 nos esta dejando con la boca abierta y es que el Battle Royale de Epic Games se está haciendo con todo el mercado de Battle Royales y no sólo gana jugadores sino que también resta a los demás juegos.

Los datos para PUBG son dramáticos. En lo que llevamos de año, su media de jugadores ha bajado en un 44.7%, pasando del millón y medio en enero a poco más de 876,000 en mayo, según Steam Charts lo que nos muestra la tendencia negativa que están teniendo en cuanto a numero de jugadores.

Los datos son aún mas negativos si hablamos del abuelo de todos los Battle Royale. El H1Z1, juego que muchos consideran el primer Battle Royale, pasó de los 75.000 jugadores en agosto de 2017 a sólo 5.000 el mes pasado. Lo mismo que Radical Heights que directamente tuvo que cerrar las puertas de su desarrolladora por falta de fondos.

En lo referido a Fortnite, conocer la cifra exacta de jugadores es algo más difícil al no estar en la plataforma de Steam. Epic Games dijo en enero que Fortnite tenía más de 45 millones de jugadores en PC, Xbox One y PlayStation, cifra que con toda seguridad ha seguido creciendo debida a la popularidad del juego. Por otra parte, sabemos que en febrero los servidores del juego registraron un pico de 3,6 millones de jugadores simultáneos arrebatándole el récord mundial de jugadores al mismísimo PUBG.

La guerra esta servida y parece que Fortnite está ganando. Lo que parece seguro es que en el mundo de los videojuegos debes disfrutar de lo que tienes en cada momento pues nadie sabe cuando lanzarán otro título y te arrebataran el liderazgo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta