Compartir

Los videojuegos han entrado de lleno en los deportes tradicionales de una u otra manera, pero el trasvase generacional y el éxito de Fortnite hace que algunos de los jugadores más jóvenes de grandes equipos comiencen a desarrollar gestos como este, en el que representan los gestos del Fortnite como celebración a los goles.

El caso más llamativo por ser una de las referencias de la Bundesliga esta temporada es el de Timo Werner, el joven delantero de 22 años del Red Bull Leipzig que en varias ocasiones ha celebrado sus goles con los conocidos movimientos del videojuego de EPIC Games.

El punta alemán suma 37 dianas en todas las competiciones (11 en Bundesliga) y en varios de sus goles ya ha dejado claro que es un auténtico gamer….y no es el único en el vestuario. Ha sonado para equipos como Bayern o Atlético de Madrid, quién sabe si llevará estos gestos a la Liga.

Pero Werner no es el único en Alemania, en el Karlruhe – Chemnitz de la tercera división alemana Daniel Gordon finaliza un gran cabezazo en una celebración en la que hace homenaje a Fortnite. El típico jugador caído al que rematas a palazos.

En Holanda también hay referencias futbolísticas a Fortnite y es que Yassin Ayoub también parece enganchado al videojuego de EPIC Games. El centrocampista marroquí del FC Utrecht se marcó el ‘Baile de la L’ tras anotar un gol en la Eredivisie, otro gesto más.

La lista se amplía y sigue siendo larga, aunque la popularización de ciertos bailes no tiene por qué ser exclusivo del Fortnite, sí lo es en el caso del zaguero del Cardiff Callum Paterson, que se ha marcado ya varios bailes relacionados con el videojuego…y eso que no es delantero.

Estos son algunos casos, un claro ejemplo de la influencia de los videojuegos en el día a día de muchos profesionales, como demostró también Dani Carvajal celebrando la victoria de España ante Argentina jugando a Fortnite. La pregunta es hasta dónde puede llegar el efecto del que sin duda es el juego del momento.

No hay comentarios

Dejar una respuesta