Compartir

A pesar del impacto y expectación que siempre supone un evento internacional de League of Legends, la fiebre por Fortnite: Battle Royale parece haber superado en muchos aspectos al MOBA de Riot Games. A los espectaculares datos de abril, duplicando las cifras del que era el intratable rey, hay que sumar el imparable éxito de un Ninja, que tuvo más seguimiento que la Fase de Grupos del MSI 2018.

Así lo revelan los datos recogidos por The eSports Observer, que reflejan las colosales cifras del streamer, acumulando del 7 al 13 de mayo casi siete millones de horas visualizadas. Mientras que entre los canales de Francia, España, Japón y Brasil (los más vistos) además del oficial de Riot, el MSI llegó casi a los cinco millones de horas.

Concretamente, en esos días Ninja acumuló 6.800.000, mientras que el MSI 4.900.000. Aunque seguramente rompieron la barrera de los cinco millones sumando algunos canales secundarios más. Hay que tener en cuenta que la Fase de Grupos del MSI terminó este pasado 15 de mayo, sumando espectaculares audiencias como las del desempate entre Fnatic y Team Liquid, sin embargo se antoja bastante complicado que en esos dos días, y en pleno inicio de una nueva semana del Pase de Batalla, League of Legends consiguiese derribar al imparable streamer de Fortnite: Battle Royale.

No hay comentarios

Dejar una respuesta