Compartir

Parece que Pisos Picados nunca estará a salvo del todo. Nombrado extraoficialmente capital del mapa de Fortnite, y epicentro de gran parte de la acción de las partidas (cuándo los desafíos no nos desvían a otros lugares), la teoría sobre su posible destrucción siempre ha estado en el aire. Una teoría que ahora vuelve a coger fuerza gracias (o por culpa de) las runas del Cubo.

Imagen: acephalic (Reddit)
Imagen: acephalic (Reddit)

Este elemento gigante que muchos aún no terminan de comprender, continúa en constante y lento movimiento. Sin embargo el campo antigravitatorio que dejó en Latifundio Letal lo hizo con una extraña marca en el suelo en forma de runa, que aún continúa allí. Se trata de una de las ocho runas visibles que podemos ver reflejadas en el propio cubo, mientras aparecen, desaparecen, y se repiten en otras partes del mismo.

Esta runa desató todo tipo de teorías: desde algún tipo de lenguaje a que pudieran ser las piezas de un puzzle. Quizá el Visitante tiene algo que ver en todo esto, y nos está intentando enviar un mensaje que no logramos descifrar. Sin embargo, otros han intentado unir las diferentes runas en algún tipo de forma identificable. En función de cómo se ordenen, parecen asemejarse a diferentes ubicaciones del mapa, pero Pisos Picados parece ser la elección más obvia, y muchos ya se preguntan que ocurrirá allí.

Ya al final de la Temporada 3, la integridad de Pisos Picados se vio peligrosamente amenazada con la caída del meteorito, aunque finalmente se desvío al ya extinto Polvorín Polvoriento. Los restos del mismo causaron algunos daños, sí, pero la ciudad de mantuvo firme. Ahora muchos creen que el Cubo, llegado a través de una Grieta espacio-temporal, llega para enmendar ese error y destruir lo que el meteorito no pudo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta