Compartir

Con apenas dos años de vida Hearthstone ha entrado con fuerza en el mundo de los eSports competitivos, consiguiendo una gran base de jugadores profesionales que se han dedicado de lleno a este juego de cartas. Uno de los imprescindibles es Esteban ‘AKAWonder’ Serrano, español que con sólo dos años como jugador profesional de Hearthstone ha conseguido ganar algunas de las grandes competiciones de este eSport.

Proveniente del competitivo de League of Legends, cuenta AKAWonder que decidió dedicarse de lleno a Hearthstone al poco tiempo de descubrirlo. Tras dominar el juego, su gran oportunidad le vino al decidir competir en el circuito que LVP había creado para participar en la Final Cup de Gamergy. En diciembre de 2014, ganaba la competición y daba su gran salto al mundo profesional y al reconocimiento de la comunidad.

Es gracias a este buen resultado que puede ponerse en contacto con SK Gaming, y tras ganar una serie de torneos a modo de prueba, consigue hacerse un hueco en el equipo, representando a partir de entonces al conjunto alemán en las competiciones. Fue con la equipación de SK con la que afrontó su primer gran reto internacional, participar en la Dreamhack Summer 2015, en la que consiguió un muy buen Top4. Sin embargo, no consiguió pasar la semifinal tras no alcanzar la victoria contra uno de los mejores jugadores de Hearthstone a nivel mundial, TiddlerCelestial.

“He tenido una evolución bastante buena, pero sigue habiendo mucho trabajo por hacer”

El punto álgido de su carrera lo vivió el pasado mes de marzo en la ESL Legendary Series de Katowice donde, tras un ajustado enfrentamiento contra Silvername, consiguió hacerse con la victoria y ganar el trofeo. Este premio le consolidaba como un jugador a tener muy en cuenta en el competitivo de Hearthstone, además de situarle en el top de jugadores españoles.

“Considero que estoy teniendo una evolución como jugador bastante buena”, comenta AKAWonder, que en este 2016 partía como uno de los favoritos para clasificarse para la Blizzcon aunque, a pesar de una serie de buenos resultados, no consiguió finalmente plaza. “Uno no puede plantarse aquí, hay mucho trabajo por hacer y hay que seguir mejorando día tras día para mantenerse entre los mejores, trabajo bastante difícil por cierto”, afirma.

Su última participación en una competición fue en la DreamHack Summer 2016, celebrada el pasado fin de semana, donde tras un par de desafortunadas partidas no consiguió pasar de clasificatoria. “Mi participación en la Dreamhack fue bastante natural, acabé con un resultado de 6 – 3 perdiendo solo contra Orange, SuperJJ y Torlkz. He mantenido un winratio muy bueno”, afirma. Para clasificarse para la siguiente ronda, necesitaba un resultado final de 7 – 2, que no pudo conseguir finalmente. “Bueno, no se puede ganar siempre”, comenta relajado.

Su tour por las diferentes competiciones de Hearthstone aún no ha terminado. El fin de semana del 2 de Julio se enfrentará a un torneo en el Festival de Lille (Francia), mientras que el 14 del mismo mes tendrá que sacar de nuevo sus barajas para competir en la Dreamhack que se celebrará en Valencia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta