Compartir

Ayer, sábado 15 de octubre, terminó el Last Call americano, la última oportunidad de los ocho clasificados de conseguir una plaza para los Mundiales de la BlizzCon de Hearthstone.

Bbgungun se hizo finalmente con esa ansiada plaza tras derrotar a SilentStorm en la final.  Y todo gracias al libro balbuciente de su Tempo Mage, que le otorgó una Piroexplosión que resultó decisiva para acabar con su rival 3-2.

La partida en sí misma fue un cúmulo de jugadas que favorecieron al norteamericano, empezando con una primera ronda salvada gracias a un jinete argenta en el último turno. Utilizó en general mazos muy agresivos que sobrepasaron al chamán midrange de SilentStorm y decantó la balanza rápidamente a su favor.

Dos victorias del canadiense frenaron bastante a su rival e intensificó la partida, pero una vez quedaron empatados con el mismo mazo, todo dependió de quien aprovechara mejor sus cartas. El estilo agresivo y un as en la manga aseguraron la victoria final al último clasificado para el Mundial de Hearthstone.

Así termina el último torneo Last Call tras una decepcionante semifinal en la que Fr0zen, el favorito para llevarse el torneo, cayó por culpa de arriesgarse a jugar con Sacerdote. Aunque muchos aplaudieron su atrevimiento, incluido el propio Ben Brode, eso no le sirvió para redimir a la clase, que de nuevo demostró su ineficiencia actual para ser viable en el competitivo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta