Compartir

Durante la DreamHack de este fin de semana tendrá lugar el PGL Bucharest, torneo que irá a la par que el America Championship y que trae de vuelta un formato que no se veía en mucho tiempo: el de los nueve mazos.

Estamos empezando a ver diferentes formatos originales y cambios, experimentos en los torneos y eventos de Hearthstone que pueden ser muy positivos para la escena. Ya hemos visto hace poco el Batstone, organizado por el profesional Firebat, y que ha tenido bastante repercusión durante su retransmisión. Un torneo en el que se llegaron a banear un buen número de cartas muy inmersas en el meta.

En el caso del PGL, su atractivo será el resucitar el formato de nueve mazos, que permitirá que se realice una serie de picks y bans, igual que se hace en LoL con personajes o en CS:GO con mapas. Eso también significa que los jugadores tendrán que llevar nueve mazos construidos a la competición, preparados para ver como sus rivales dejan fuera sus elecciones favoritas.

Por lo tanto veremos más sacerdotes y pícaros de lo común. Ya se vieron durante el Batstone, aunque al menos en el caso del sacerdote no llegaron a funcionar del todo bien para aquellos que se atrevieron con él (y eso que ganaron algunas rondas).

El formato se vio por primera vez en el Viagame House Cup del 2014, utilizándose con gran éxito en sus siguientes tres eventos. El problema fue que dejó de celebrarse, básicamente. Ahora regresa de nuevo este sistema en el PGL al verse libre de las restricciones de los eventos oficiales que otorgan puntos HCT.

Han sido invitados hasta catorce jugadores profesionales, incluyendo a los conocidos ThijsNL, Lifecoach, Kolento entre otros. Aparte, dos jugadores se clasificarán junto a ellos gracias a un torneo previo local.

Empezará mañana, viernes 16 de septiembre, con una primera fase de grupos de doble eliminación. El premio final será de 25000 dólares.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta