Compartir

El infructuoso crowdfunding de Amaz no ha llegado a los objetivos propuestos tras 11 días en activo, lo que ha obligado a sus productores a cancelarlo por los bajos apoyos que han ido mermando con los días.

Ya al anunicarse llamó la atención porque nadie creía que fuera necesario financiar un torneo de esas características con el dinero de la comunidad. El co productor del evento, Brent ‘Backspace’ Kaskel, explicó hace unos días que el tirón de Amaz podría ayudar a que el torneo saliera adelante. Pero no ha acabado siendo así.

En varios editoriales se señalaba la decisión de financiar el proyecto así como poco rigurosa de cara a mantener la responsabilidad en cumplir con los objetivos propuestos. Mientras que contar con patrocinadores concretos asegura la seriedad y que se cumplan unos mínimos, no ocurre lo mismo con el micro mecenazgo. Las críticas no han ayudado, a pesar de que varios fans de Amaz y los profesionales invitados hayan aportado su granito de arena.

8d3b89476f22903ec2a0cb553c3ff264

La cantidad pedida también era complicada de alcanzar. Pero aún así, no se ha llegado a recaudar ni el 5,4% del total. Eso no impedirá que el torneo siga su curso, ya que Backspace también aseguró que independientemente de lo que pasara con el crowdfunding se seguiría con el proyecto. Tanto Amaz como Keskel buscarán nuevas rutas de financiación de aquí a enero de 2017, cuando llegará en gran torneo principal.

No hay comentarios

Dejar una respuesta