Compartir

La expansión de Hearthstone, Una noche en Karazhan, llega a su fin con su último ala, la Aguja, revelando siete cartas y los dos últimos desafíos de clase, el de Pícaro y el de Druida.

Llegan las últimas cartas, las últimas piezas para formar nuevos tipos de mazos. Tres últimos y curiosos combates en lo alto de la Torre de Karazhan, con especial uso de fuerza bruta de Malchezaar.

Se agregan el Portal de Claro de la Luna, el Ayuda de cámara de Medivh, la Vendedora etérea, las Garras espirituales, el Diablillo de Malchezaar, el Portal de Forjaz, la Ilusionista Violeta, la Historiadora Rencor Abisal, el Vermis de Biblioteca, Medivh, El Guardián y el Príncipe Malchezaar.

Especial mención al Ayuda de cámara, la Vendedora Abisal, el Portal de Forjaz y la Ilusionista Violeta, que pueden ser utilizados en modelos ya activos o para crear algunos nuevos. 

Ahora queda por ver cuales de estas cartas logran hacerse un hueco en el meta actual y cuales no. Y sobre todo ver si Medivh y Malchezaar logran parte de ese hueco teniendo en cuenta sus carencias. Malchezaar difícilmente entra en mazos muy cuadriculados porque sus cinco cartas pueden desequilibrar la curva y el tempo de mazos concretos. Y Medivh sigue siendo una carta muy lenta, que depende mucho de hechizos de cierto coste para ser viable.

No hay comentarios

Dejar una respuesta