Compartir

No es nuevo el problema de la baja calidad de la insonorización en los campeonatos de eSports. Ha generado muchas críticas por el descontrol de las multitudes, miembros de los equipos o de los propios casters por revelar información con sus gritos ante jugadores que lo escuchan todo con la única prevención de unos cascos.

Por ese motivo se incluyen cabinas insonorizadas en las competiciones más serias, pero no es lo que ha ocurrido en el CN vs. NA Championship, torneo de Hearthstone que enfrentaba a equipos de las dos regiones y cuya final se vio empañada por la polémica de este problema concreto.

Concretamente, ha sido el famoso jugador Keaton ‘Chakki’ Gill que jugaba en esos momentos contra LVGE, quien ha denunciado los hechos en Twitter junto a sus otros compañeros. La situación planteada era que ante el robo de una Rata Sucia por parte de su oponente, el equipo chino y los casters comenzaron a gritar al saber que al jugarlo podría fastidiarle su jugada con Edwin VanCleef al colocarlo en el campo de batalla.

LVGE, por supuesto, decidió jugar a la Rata Sucia (tal como puede verse en este clip sobre el momento), a pesar de no ser la mejor jugada, dejándose llevar por el alboroto. Otros jugadores del equipo norteamericano se unirían a la crítica de la falta de respeto o de un entorno apropiado para una competición seria, si bien ninguno de ellos le echó la culpa a LVGE por lo sucedido.

Posteriormente, la propia compañía tras el evento, VSPN, se sumaría a la polémica con un artículo que intentaría justificar la elección de los cascos para la competición, argumentado que era imposible escuchar ruido externo por “usar tecnología propia de aviadores y sectores aerospaciales”.

Quedaron rápidamente desacreditados por el propio LVGE, cuyas declaraciones fueron traducidas en Reddit en inglés y que dejaba patente que pudo escuchar a la multitud y eso afectó a su mente irremediablemente. Aunque no supiera con certeza que iba a pasar si lanzaba la Rata Sucia, los ruidos dejaban claro que había fuerte probabilidades de que le saliera bien la jugada.

NetEase, colaborador oficial de Blizzard en China, ha afirmado que llevará a cabo una investigación por su cuenta sobre el caso, debido a que piensan que hay causas de peso para considerar que no existió verdadera influencia en el jugador debido al retraso de la retransmisión de unos 90 segundos. Una declaración que no coincide con las propias palabras de LVGE, que reconoció sentirse mal por la situación incluso después de que acabara la partida.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta