Compartir

Riot Games ha decidido implementar un cambio importante para la LCS NA de cara a la próxima temporada. Para ello, la competición norteamericana ha decidido copiar el sistema de franquicias que utilizan en otras competiciones de otros deportes como el baloncesto o el béisbol. Sin embargo, ¿Qué supone realmente este cambio para la competición, los equipos y los jugadores? A continuación, vamos a intentar desgranar los puntos más importantes que se conocen hasta el momento.

La idea es crear un sistema sólido y estable que sea rentable para los jugadores profesionales y ofrezca entretenimiento para los aficionados a largo plazo. Obviamente, el cambio más importante hace referencia al ascenso y descenso. Al crear un sistema de franquicias, los equipos que participen en la competición no perderán su puesto ya que se eliminará el descenso y los socios quedarán de forma continua en la LCS NA.

De esta forma, la Challenger Series sufre uno de los cambios más importantes. Su función actual era la de albergar equipos más pequeños o débiles que los que se encontraban en la “primera división” y que peleasen por ascender y conseguir un puesto la LCS. Con el nuevo modelo, esta liga tendrá un carácter puramente formativo. La idea de Riot es que la Challenger series sea una especie de cantera donde formar a jóvenes promesas para que posteriormente suban a competir en la LCS si tienen el nivel necesario y que los equipos puedan reforzarse constantemente sin necesidad de hacer grandes fichajes.

Los ingresos son uno de los temas principales

Con este nuevo sistema la idea que tiene la organización es volverse más atractiva para inversores mucho mayores que puedan apostar por la competición o los equipos sin el miedo a perder la inversión o la repercusión por un posible descenso. Esto permitirá una estabilidad mayor a los clubes a los cuales también se les ofrecerá un 32,5% de derecho de participación en los ingresos de la liga.

Este cambio también afecta a los jugadores. En primer lugar, el salario mínimo aumentará hasta 75 mil dólares, una subida muy importante. Con esto se pretende conseguir que los jugadores se sientan más protegidos y la liga se vuelva más atractiva para grandes estrellas. Además, se creará una asociación que vele por los derechos de los jugadores en sus diferentes equipos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta