Compartir

Caitlyn ha sido uno de los ADC más usado en los últimos meses. Su seguridad en línea, su capacidad para poder salvarse de situaciones comprometidas gracias al CC que tiene o su enorme daño en el late game hacían de este personaje un campeón imprescindible en cualquier composición. Sin embargo, desde el parche 7.11 su situación ha empeorado considerablemente y todo apunta a que irá a peor.

En esa actualización, Riot eliminó dos elementos fundamentales en la utilidad de Caitlyn. Por un lado, disminuyendo su velocidad de ataque y por otro, eliminando la sinergia de su pasiva con el Huracán. Esto provocó una caída importante del win rate del personaje en SoloQ y un menor peso en la escena competitiva. Sin embargo, todavía son muchos los jugadores que deciden apostar por utilizar este personaje debido a su seguridad en línea y a su rango de actuación, algo que no ocurre fuera del competitivo.

Ante esta situación, Riot ha tomado la decisión de continuar con los nerfeos a este personaje. El PBE de League of Legends viene con una importante variación para su Q. Con la actualización, esta habilidad repartirá menos daño a todos los objetivos después del primer golpe, por lo que es mucho menos útil como una habilidad de equipo. Actualmente, su Q reparte 67 por ciento de su daño completo después del primer objetivo, pero tras las actualización bajaría al 50 por ciento, lo que es una diferencia importante.

Por otro lado, El daño de la habilidad Headshot causado por la trampa será reducido en los primeros niveles, aunque mantendrá su rango. Esto perjudicará de forma importante a la capacidad de dominio en linea que tenia el persojane. En definitiva, estamos viendo como Riot quiere sacar totalmente a Caitlyn en el competitivo y hace muy difícil que la vayamos a ver en los mundiales de este año.

No hay comentarios

Dejar una respuesta