Compartir

Caps es uno de esos jugadores que siempre tiene un as bajo la manga. El joven línea central de Fnatic ha demostrado en diversas ocasiones que es un magnífico jugador y que, cuando se trata de llevar el timón de las partidas, no tiene rival en la escena europea. No solo es un excelente jugador mecánicamente capaz de dominar a todos los magos del meta, sino que se atreve con selecciones poco habituales y que, en manos de otro jugador, podrían resultar nefastas.

En el día de ayer, para el partido que enfrentaba a Fnatic y a Splyce, Caps decidió que era uno de esos días en los que quería levantar al público de sus asientos. Durante la fase de selecciones y bloqueos, Hylissang, el último en elegir, aguantó la sorpresa hasta el último segundo. Cuando apareció Wukong en pantalla, el público estalló en vítores. Sabían que venía espectáculo.

Caps no decepcionó a nadie. Desde el primer momento llevó la delantera en súbditos a la Zoe de Nisqy, y eligió su equipamiento para contraatacar la capacidad de roaming del medio de Splyce. Pero cuando realmente brillo el Rey Mono fue durante las peleas de equipo. Apoyado por un Hylissang extraordinario, cazó en varias ocasiones a la línea inferior de Splyce, poniéndolos a la merced del resto de su equipo. Pese a que la partida se alargó más de lo esperado, Fnatic la pudo cerrar en el minuto 50, con un Caps que contaba para ese momento con más de 500 súbditos en su marcador.

No hay comentarios

Dejar una respuesta