Compartir

Hace tiempo que la LVP había dejado de lado aquellas interesantes jornadas del club en la que, cada semana, un club de la liga no solo se enfrentaba desde el estudio desde donde se retransmitían los partidos, sino que se enfrentaba a las pruebas y entrevistas realizadas por la organización.

Sin embargo, esto dejó de hacerse hace unas temporadas y es algo que la Liga de Videojuegos Profesional ha querido retomar y mejorar no solo con League of Legends, sino con Clash Royale, la última apuesta de la liga.

Si bien es cierto que con tan solo dos (tal vez tres o cuatro, según los eventos que podemos encontrar entre medias) enfrentamientos presenciales a lo largo del año no son suficientes ni para el crecimiento de la liga ni para su profesionalidad. Así pues, con el objetivo de impulsar esto y asemejarse un poco más a ligas como la LCS de Europa o Norteamérica, la Superliga Orange contará ni más ni menos que con un escenario y realización propios a los que se podrá acudir como público y poder conocer a los jugadores “cara a cara”, nombre de este nuevo formato.

Y es que estos “cara a cara” tendrán lugar cada martes para League of Legends y cada domingo para los equipos de Clash Royale. KIYF, actual semifinalista de la Superliga y ASUS ROG Army, ganador de la Final Cup 11, se verá las caras en el primer enfrentamiento cara a cara de League of Legends durante la segunda jornada de la liga, el próximo 17 de octubre. Por su parte, el día 15 de octubre contaremos con The G-Lab Penguins y NeverBack en el cara a cara de Clash Royale, también en la segunda jornada ya que la liga, recordamos, pegará su pistoletazo de salida en la Barcelona Games World.

No hay comentarios

Dejar una respuesta