Compartir

La LPL ha demostrado estar al nivel de los mejores del mundo después de tumbar a la LCK por 3-1 en el torneo asiático de Rift Rivals disputado en Taiwán, donde EDward Gaming, Team WE y Royal Never Give Up se mostraron superiores en conjunto.

La región más potente del mundo en el League of Legends ha caído en el primer Rift Rivals. Samsung Galaxy, SK Telecom T1 y MVP se han visto superados en busca del trono asiático.

A pesar de pasar in extremis a la final después de batir a la LMS 3-2 en el sábado, la región china logró entrar en la final y dar la campanada. EDward Gaming comenzó el día muy fuerte ante Samsung Galaxy con un Clearlove sobresaliente con Rek’Sai en el early. Scout redondeó la victoria con Taliyah.

En el segundo mapa SK Telecom T1 decepcionó ante Team WE y los flamantes campeones del mundo cayeron con facilidad. Los coreanos sorprendieron negativamente ante un equipo chino muy enchufado, sobre todo xiye y Mystic con Galio y Kog’Maw respectivamente.

En la que pudo ser definitiva para los chinos, KT Rolster le dio esperanzas a los coreanos con una gran composición ante OMG. La bola de nieve inicial en un genial early le dio una victoria cómoda con Pawn como auténtico protagonista, sobresaliente con Corki.

En el cuarto y último encuentro de la lucha China vs Corea Royal Never Give Up evitó que la serie fuera al quinto partido a pesar del gran early de MVP. Los coreanos de hecho estaban muy por encima en la partida con dos Nashors, pero nunca lograron encontrar una ventaja lo suficientemente grande para ganar y con el tercer Barón de la partida, primero para RNG, China se llevó este Rift Rivals.

A pesar de que en un mejor de uno podía pasar cualquier cosa, la superioridad coreana se vio superada en Asia, por lo que el Mundial de este 2017 se presenta si cabe aún más interesante.

No hay comentarios

Dejar una respuesta