Compartir

Una de las organizaciones más veteranas de los eSports coreanos ha anunciado el disband de su roster de League of Legends. CJ Entus, que hasta ahora militaba en la Challenger Series coreana, podría estar buscando la compra de una plaza de LCK de cara al Spring Split de 2018.

Este club descendió a la Challenger Series de Corea a finales de 2016, y todo este año ha competido en la segunda división. Pese a haber dominado en el Summer Split de 2017 (campeones de la fase regular y de los playoffs), el sueño del ascenso fue cercenado por bbq Olivers en el Torneo de Promoción.

Tras esto, el club ha anunciado la liberación de todos sus jugadores: Seo ‘Soul’ Hyeon-seok, Park ‘Winged’ Tae-jin,  Kim ‘Candy’ Seung-ju, Yoo ‘Avenger’ Seon-woo, Kim ‘Veritas’ Kyoung-min, Kim ‘Pure’ Jin-su y Park ‘Racoon’ Sung-ho. El contrato del cuerpo técnico también ha quedado rescindido.

El anuncio, sin embargo, no informa de una desvinculación con el League of Legends competitivo. Esto podría significar que CJ Entus tiene intenciones de adquirir una plaza en la LCK. Las irregularidades desveladas sobre Longzhu Gaming a lo largo de la temporada podrían ocasionar la venta de la plaza. Por tanto, CJ Entus podría hacerse con la plantilla de los actuales campeones de la LCK al completo en caso de confirmarse toda la polémica surgida.

De todos modos, hace unos pocos días nos enterábamos del interés por parte de KSV eSports en adquirir la propia plaza de Longzhu. Esta disputa, pues, parece que cuenta con más de un contendiente. Sin duda, esta plaza se antoja muy suculenta para todo aquel que cuente con el capital necesario.

No hay comentarios

Dejar una respuesta