Compartir

Pocos se esperaban que un equipo como Cloud9 ocupase la zona más alta de la LCS NA. Había varios equipos teóricamente por encima de ellos en las quinielas, especialmente después de la salida de jugadores como Impact. Sin embargo, el equipo de Jensen y compañía se ha encargado de demostrar el gran estado de forma que atraviesa contra un rival de primer nivel: Team Liquid.

Cloud9 ya había sorprendido durante las primeras jornadas de competición, pero el partido contra los de Doublelift fue la prueba más clara de que se trata de un claro contendiente para luchar por el campeonato. El principal aliciente de este enfrentamiento se encontraba en la top lane, donde Impact, antiguo miembro de C9, se enfrentaba al rookie revelación de la temporada, Licorice.

Sorprendentemente, el jugador de Cloud9 (con Vladimir) fue muy superior al mítico coreano. Bien es cierto que la rotación inicial de Smoothie ayudó a ello, pero Licorice abusó de esta ventaja sin piedad alguna. El canadiense acabó con Impact más de una vez en el uno contra uno.

El resto de la partida fue coser y cantar para C9. Sneaky y, sobre todo, Jensen con un farmeo brutal, propinaron una cantidad de daño insana que destruyó a Team Liquid. Xmithie y compañía no consiguieron derribar ninguna torreta ni asegurar ningún dragón. Partida estrepitosa para ellos, que concluyó con un Impact visiblemente destrozado.

Gracias a este importante triunfo, Cloud9 (6-1) se coloca como primer clasificado de la LCS NA junto a Echo Fox. Para mantener este puesto, en su próximo partido deberán derrotar a unos FlyQuest que anoche dieron la sorpresa contra 100 Thieves.

No hay comentarios

Dejar una respuesta