Compartir

Samsung Galaxy, SK Telecom y ahora ROX Tigers, tres de tres. La clasificación en el tercer choque de cuartos de final de ROX ante el conjunto chino de EDward Gaming deja en semifinales un dominio coreano en el Mundial de League of Legends.

Que Corea haya metido a sus tres equipos en semifinales deja atrás la reflexión sobre el poder asiático en el videojuego de Riot, yendo más allá en el análisis que tras el sorteo ha permitido que un europeo se cuele mañana entre estos tres monstruos una vez finalice el Albus Nox Luna-H2K.

Pasan los Mundiales y los millones chinos vuelven a quedarse muy lejos del nivel mostrado por las tres plantillas coreanas, a pesar de que la comparación no sea justa en el caso de EDward Gaming, que no pudo competir con todas sus fuerzas ante ROX por la salida de Mouse.

El toplaner tuvo que regresar a su país en el momento más importante de la competición por la pérdida de un familiar, por lo que Koro1, que llevaba bastante tiempo sin jugar con ellos, tuvo que suplirle en los cuartos de final con un desenlace favorable para ROX.

Los datos vuelven a ser curiosos y, si Samsung Galaxy pasara a la final ante el ganador de los dos equipos europeos, la estadística habla por sí sola: los equipos coreanos sólo caerían eliminados en el Mundial al ser derrotados por otro conjunto coreano.

El mejor resumen que deja la región coreana es el 24-6 en el rango de victorias-derrotas, una auténtica barbaridad. La verdadera pregunta la responderá Nueva York, ¿puede ROX Tigers vencer a los actuales campeones y destronar en la final adelantada de este Mundial a SK Telecom?

No hay comentarios

Dejar una respuesta