Compartir

En el último tramo del pasado año, el nombre de Griffin, un equipo de Challengers Korea, comenzaba a resonar por la región de los reyes del League of Legends. Sorprendieron en la KeSPA Cup donde hicieron sufrir al mismísimo SKT, que llegaba de perder la final del Mundial tras llegar a ella por cuarto año consecutivo. Ahora Griffin es una realidad, tras conseguir de manera intratable el ascenso a la LCK.

Tras una impecable fase regular (14-0), Griffin se ganaba el billete a la promoción donde esperaban MVP o Kongdoo. Estos últimos fueron su primera víctima, derrotándoles el pasado martes y endosando un perfect en 30′ en la segunda partida. Tras ello, este jueves sería el turno de MVP. Siendo un equipo acostumbrado a sufrir, salvaron la primera bola de partido. Pero el Talon de Rather primero, y la Kai’Sa de Viper más tarde terminaron por destrozar a un MVP que no sabía de donde le venían los golpes en tres partidas rápidas de 30 minutos que sellaban la clasificación de Griffin.

 

Un Griffin repleto de rookies donde el jungla Tarzan o el tirador Viper disfrutan de su primera etapa profesional. El más veterano es Sword, procedente de Turquía, donde llegó para cubrir el puesto de Xyraz, que le quitó la titularidad al coreano en su regreso al equipo.

Ahora MVP y Kongdoo se disputarán la otra plaza de LCK, quedando relegado el derrotado a la Challengers Korea, la cual se ha rendido a los pies de un demoledor Griffin.

No hay comentarios

Dejar una respuesta