Compartir

China destroza los sueños de Fnatic en una serie más igualada en la Grieta del Invocador de lo esperado y es que, a pesar de la superioridad del equipo europeo sobre todo en las dos primeras partidas, RNG se impuso consiguiendo un puesto en las semifinales de los Worlds.

Después de la épica malograda por Misfits, Fnatic cae con orgullo después de luchar en los cuatro mapas, mientras que RNG mantiene a los suyos con opciones de cara al enfrentamiento contra SKT en semifinales. Con Uzi y Xiaohu como estrellas de Royal Never Give Up, los chinos han sabido levantar dos earlys bastantes malos en los que Fnatic ha castigado muy bien el pick de Soraka.

Broxah estuvo sobresaliente con Gragas en la pimera partida, al nivel ofensivo de la segunda semana de fase de grupos con Rek’Sai, pero una sola jugada lo cambió todo. Rekkles, mal posicionado en la calle central, fue cazado por Letme (Cho’Gath) provocando el Nashor para RNG. A los chinos les costó cerrar y se tomó con mucha paciencia el push, incluso le costó cerrar con los tres inhibidores caídos, pero ganaron.

En el segundo mapa Fnatic tiró la ventaja de una manera más bestia incluso y la mala toma de decisiones los dejó sin victoria. A pesar de las buenas ultimates de Caps con Taliyah o de la fedeada de Rekkles con Vayne, Fnatic no pudo hacer nada.

Mlxg robó el Nashor comenzando la remontada, Fnatic se hizo Dragón Anciano con dos infernales y no supo conseguir nada y en el late los europeos permitieron un Nashor rival 5v5 sin siquiera lucharlo. Otro fallo individual, esta vez de Caps con un flash ofensivo para conseguir una kill, supuso su muerte y por ende la derrota de Fnatic en el 3v4.

La esperanza de la tercera

Es de esas partidas que terminas recomendando a todo amante del League of Legends que se la haya perdido. Está siendo un Mundial de sorpresas, de partidas al límite más allá de la brillantez y el espectáculo en este mapa fue desproporcionado. Después del Jarvan-Galio en la primera rotación de RNG, Uzi se aseguró a Kog’Maw, que parecía tener la partida a su antojo después de fedearse con facilidad al inicio.

Fnatic estaba muy por detrás y el único que conseguía sacar jugadas positivo era sOAZ, soberbio con Gnar. Con algunas jugadas individuales Fnatic alargaba la partida hasta el extremo de ponerse por delante.

Lo que pasó a partir de ahí tiene difícil explicación, Fnatic consiguió la ventaja necesaria como para tumbar los tres inhibidores de manera inexplicable ante un Kog’Maw con 12 kills, y a la larga terminó ganando en el último suspiro Fnatic después de morir en más de una ocasión casi al completo en la base rival.

El cuarto y decisivo mapa fue una victoria más clara de RNG. Los europeos forzaron de inicio varios diveos que no salieron a la perfección a pesar de que Mlxg no comenzó nada bien. Fnatic intercambió el Nashor después de varios baiteos por el Anciano que se llevaron los asiáticos, pero las cazadas constantes le dieron la partida a RNG.

Una pelea eterna en la que el jungla chino arriesgó en exceso le terminó saliendo muy bien a los suyos, porque Uzi hacía un daño excesivo y tras destrozar en la teamfight se llevaron la partida.

Royal Never Give Up tendrá el reto de llevar al League of Legends chino a lo más alto ante el todopoderoso SK Telecom T1 en semifinales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta