Compartir

Es fácil pensar que ambos estaban clasificados ya para playoffs y que en la idea de G2 Esports y Fnatic solo está la lucha final por el título y colarse en los Worlds, pero caer ante dos de los peores equipos de la temporada es síntoma de que Europa es un cóctel extraño en cuanto a League of Legends en este cierre de temporada regular.

Y es que el absurdo llega a límites insospechados en la élite del League of Legends europeo. Un equipo que perdió contra tres suplentes ante G2 en la primera jornada del split y que ahora no luchaba por nada, logra batir a todo un reciente campeón que tenía opciones de quedar primero de grupo. Eso ha sido el Roccat – G2 Esports.

G2 Esports no llegó concentrado a la Grieta y los pumas se aprovecharon de ello de principio a fin. Liderados por Hjarnan (12/2/5) con Kalista, G2 jugó mal y exceptuando algunas jugadas de Perkz con Lucian medio, estaban perdidos.

Trick era el máximo exponente a pesar del first pick del equipo con su Zac, pero tanto en escaramuzas como en peleas grupales, los pumas se impusieron gracias al daño de su adc. Al final y tras dos bufos de Nashor con los que tumbaron la base rival, una quadra de Hjarnan determinó el cierre en el late.

En el segundo mapa cambiaron las tornas y los samuráis ganaron con suma facilidad. Expect se impuso a Phaxi en el early y después de un Nashor extraño que casi roban los pumas, G2 llegó al minuto 20 con el bufo y 7k de diferencia. Un ace con triple de Perkz (Orianna) cerró la partida.

La tercera partida fue una partida extraña. G2 probó con Kennen support para Mithy y comenzó dominando el mapa con dos torretas en ocho minutos, avanzando muy bien en la calle inferior y anejando el mapa. A pesar de un Nashor gratuito de los samuráis, Roccat dejó atrás su inconsistencia y empezó a sacar tajada de las escaramuzas, hasta ponerse por delante con poco más que el daño de Hjarnan con Tristana. Mithy confesó que no pudieron hacer nada para lucharle el puesto a Fnatic.

Moral para los ninjas de cara a la promotion

A pesar de la impotencia que se respiraba en las caras de los jugadores de Fnatic al final de la serie, el mítico equipo europeo no se acercó ni de lejos a su mejor nivel en competición y, tras la derrota de G2 y su clasificación automática a playoffs como primeros de grupo, se relajaron en la Grieta.

Es el único resumen que se puede hacer de una serie extraña en la que los ninjas comenzaron dominando a pesar del robo de Nashor de Broxah. Fnatic recuperó camino a pesar del early de NiP, pero el daño de HeaQ en el late (acabó con once kills) fue determinante. A NiP le costó cerrar incluso con la base del rival caída, pero entre los fallos de Jesiz y el push final, pusieron el 1-0.

El segundo mapa ya fue el súmmum de lo inesperado. Cuando el mejor y el peor equipo del split chocan en la Grieta hasta el minuto 57 full build, solo puedes imaginarte una fiesta total, pero la verdad es que la partida fue bastante aburrida y con pocas kills hasta los últimos minutos.

Shook devolvió el robo de Nashor de la primera partida a pesar de una extraña partida con Gragas y con las dos bases abiertas, Fnatic parecía tenerlo hecho, pero era incapaz de hacer engage y conseguir una kill en el push con el que cerrar partida. NiP siempre encontraba la manera de sacar ventaja casi encerrado en base y tras una buena doble, hizo Nashor y fue a por todas hasta conseguir la victoria.

En aspectos clasificatorios no significa nada, pero la moral plasmada en el gesto de NicoThePico tirándose al suelo, le pueden dar a las a los ninjas de cara a jugar la promotion y mantener la plaza en la LCS europea. Ahí Giants Gaming y el Schalke 04 tendrán mucho que decir.

No hay comentarios

Dejar una respuesta