Compartir

La cuarta semana de LCS europea llegaría con seis encuentros clave, los correspondientes al cruce de grupos. En el primer día de jornada tendrían lugar dos encuentros que acabaron siendo esenciales para el devenir del Grupo B, pues el éxito de Misfits y Fnatic les colocaba a ambos como co-líderes, alejándose de ROCCAT y G2 al que dejan a dos victorias de darles caza.

Vitality y H2K fueron sus respectivas víctimas. El conjunto de xDaku volvieron a sufrir, pero lograron la victoria ante un Vitality que parece marcarse el objetivo claro de la permanencia, pisando el acelerador lo justo y necesario para intentar rascar algún que otro mapa, pero de momento solo una victoria ante su rival directo. Tras este aperitivo llegó el plato fuerte del día, un Fnatic contra H2K que terminó por la vía rápida con exhibición de Jesiz y Rekkles. En ocasiones H2K llevó las riendas del partido, pero el colosal juego de Fnatic terminó sentenciando ambas partidas.

Fnatic 2H2K 0

El partidazo del día, y uno de los dos de la jornada, comenzaba con acción ya desde la fase de picks y bans. Fnatic se lanzaba con un draft de locura Galio top, Kennen carry, Camille support y Corki medio. Aunque H2K salía victorioso pickeando una bot formada por Caitlyn/Lulu y Febiven hacía volver a Zed. El regreso del ninja a la Grieta le salía medianamente bien a H2K en el early game, pues Caps sufría aunque lograba mantener el nivel de farmeo. La acción comenzaría en top pues Broxah gankeaba de manera sencilla a Odoamne y se llevaba la primera sangre algo que castigaba duramente Jankos robando dos campamentos a su rival.

Fnatic jugaba de manera tranquila, aguantando muy bien las líneas e incluso superando el nivel de farmeo tanto Caps como Rekkles, que a priori tenían una línea complicada. Con esta tranquilidad sOAZ y Broxah rotaban a bot y acababan con la vida de Jankos, Nuclear y Chei, llevándose la primera torreta y empezando a desequilibrar la balanza a su favor con una temible doble para el Kennen de Rekkles. El Galio de sOAZ aparecía también en medio y el Zed de Febiven que caía tras un bombazo de Corki reventando el match-up, lo que significaba torreta de medio para Fnatic que también tiraba la de top sacrificando la de bot.

Fnatic jugaba a nivel descomunal, y sOAZ se vestía de héroe sumándose a una nueva rotación a top para lanzarse contra cuatro rivales, lo que terminó con otra doble para Rekkles. Tirador y medio campaban a sus anchas mientras que enfrente Nuclear y Jankos desaparecían de la partida por completo. Picando piedra con paciencia Fnatic seguía haciendo cada vez más daño a su rival, hasta que una pelea en la zona del Nashor terminaba con la muerte de Jankos, Odoamne y Nuclear, además del Baron, tras lo que Fnatic se lanzó a por el GG sin encontrar resistencia en el camino.

El segundo duelo comenzaba con un H2K muy dolido y con ganas de comerse a su rival. Odoamne se equivocaba en los primeros minutos gastando el flash, pero aun con ello le dominaba la línea a sOAZ. Mientras, la Syndra de Febiven hacía lo propio contra Caps que repetía con Corki, hasta el punto que el abuelo moría tras intentar matar a la soberana. Esto les permitía rotar a bot pero la jugada les salía horrible pues gastaban muchas cosas para nada y sOAZ no respondía quedándose solo en top, tirando la primera torre, Fnatic además conseguía la torre de bot en otra rotación.

El bueno de sOAZ, brillante de nuevo, iba a ser el foco de las miradas de H2K y sería cazado en varias ocasiones, sumando Shen y Syndra un peligroso número de asesinatos con el que seguir dominando el juego, a pesar de las torres de Fnatic. La partida iba hacía el empate hasta que Chei y Jankos eran cazados en medio y Fnatic no se lo pensó y se arriesgó yendo a por el Nashor. Lograban el Baron y ademas la vida de Febiven, que entraba a intentar robarlo. Colosal el juego de los antiguos reyes europeos que tiraban otras cuatro torres.

Cuando H2K intentó responder apareció de nuevo Jesiz sacándose una sentencia de muerte y un despellejar maravilloso que con el combo del resto del equipo terminaba en un ACE limpio. Fnatic intentó el GG pero no se atrevió, pero si se llevó dos inhibidores. Ante todo, paciencia, pues un baiteo casi inmediato en la zona del Nashor terminaba en un nuevo ACE para Fnatic que sellaba la increíble partida con un rápido 2-0 con la que dar caza en el liderato a Misfits y poner a G2 a dos victorias.

Misfits 2 – Team Vitality 1

El duelo arrancaba con un regreso muy especial. Corki volvía a la Grieta a manos de PowerOfEvil; Misfits, además, se aseguraban a Zac y Rakan, sentando una sólida base con la que ir a por una necesaria victoria.

En el early game apareció Djoko a modo de héroe inesperado. El jungla francés, muy discutido durante toda la temporada, se alzaba sobre su rival y denegaba a Maxlore muchos de sus bufos, lo que hacía a su vez que Nukeduck dominaba a PoE en medio. Consciente de ello, Misfits decidió darle la vuelta a la situación con una gran cazada al medio de Vitality que acababa con primera sangre para Corki.

Vitality realizaba una gran rotación a top y se llevaba la primera torreta, pero era rápidamente cazado y PoE sumaba una doble, lo que le empezaba a convertir en la bestia que terminaría siendo. Jugada extraña, que aprovechaba Vitality para tirar las tocadas torres de medio y bot, perdían 4-0 en kills pero ganaban 0-3 en torres, lo que les permitía soñar con rascar algo.

Zac también era un terror en las teamfights cada vez que iniciaba, a pesar de que Maxlore no estuvo siempre acertado. Bastaron entonces un par de baiteos en la zona del Nashor para cazar a Djoko y acabar sacando un 4-0 en la teamfight. Tras tumbar al Barón de manera gratuita Misfits acosó a su rival para tirar un buen número de torres y dejar su base muy tocada con dos inhibidores menos. De manera inmediata rotaton a bot en la que PowerOfEvil pondría la guinda a su partida con una Quadra para cerrar su 11/1/3 y de paso la stompeada de Misfits.

Llegaba el turno de una segunda y crucial partida, pues Misfits salvo contra NiP no había logrado vencer desde el lado rojo. Para ello PoE sacaba de nuevo a Corki y Maxlore, ahora con Zac baneado, se aseguraba a su Lee Sin, con el que reventó a G2.

El propio Maxlore se convertía en el protagonista del early game controlando la jungla de Djoko, eso le permitió un sencillo gankeo sobre Nukeduck que significaba su primera sangre, y de paso asistencia para Corki, aunque el jungla británico quizá se pasaba de listo y era cazado por el propio Nukeduck, que además también acababa con la vida de PoE.

Orianna se hacía fuerte, pero también la Kalista de Hans Sama que arrancaba con una triple. Este inicio de continuas cazadas iban a marcar el devenir del encuentro, donde llegaríamos a ver 48 asesinatos en 56 minutos, y bastantes cazadas más que terminaban con la huida milagrosa del campeón.

Gracias a su gran posicionamiento Misfits dominaba, y de hecho se llegaba a poner con tres dragones infernales en su haber, pero no lograba materializarlo ni en torres ni en oro ni en asesinatos, pues Vitality aguantaba con Steelback y Nukeduck como protagonistas en las escaramuzas. Ni siquiera el conseguir dos Barones Nashor y un Dragón Anciano le servía para poder cerrar la partida, que cada vez se les escapaba más y más de entre sus manos.

Todo terminó con una gran pelea de Vitality en medio en el que Alphari, Maxlore e IgNar morían, dejando a los dos tiradores para defender el nexo contra todo el equipo rival, una hazaña que no lograron y Vitality lograba poner el empate.

La tercera partida arrancaba con Lucian medio para Nukeduck para contrarrestar la Orianna de PowerOfEvil, aunque el medio alemán lograba aguantar en ese siempre difícil early game.

Por su parte Maxlore comenzaba dominando de nuevo gankeando dos veces a top para regalarle dos asesinatos a Alphari sobre Cabochard. Pero en ambas ocasiones Djoko respondería con gran venganza y furiosa colera y se llevaba la vida del top en la primera jugada, y la del jungla en la segunda en una gran cazada esperando rezagado en el azul.

La partida comenzó a romperse tras una sensacional jugada de IgNar con su siempre temible Blitzcrank que se llevaba la vida de VanderR y dejaba vendido bajo torre a Cabochard. Sería el primero de muchos ganchos formidables, convirtiéndose en el héroe de Misfits regalando asesinatos a sus compañeros a diestro y siniestro.

Misfits tiraba de nuevo de una gran superioridad en el posicionamiento para dominar la partida. Con ello, Maxlore aseguraba tres dragones por ninguno de Vitality, y también lograban un Baron Nashor gratis bajo la mirada de sus rivales que no lograron llegar a tiempo. Las torres caían una detrás de otra, y Vitality la liaba para conseguir un Dragón Infernal a cambio de perder un inhibidor mientras Alphari split pusheaba libre de presión.

Era una sencilla cuestión de tiempo, tras una extraña pausa por parte de ambos equipos, que Misfits ahora sí lograse cerrar la serie. Llegaría tras una gran iniciación de un Alphari muy fedeado con Jarvan, que cazaba a varios miembros de Vitality y uno a uno iban muriendo hasta que solo quedó VandeR, testigo de la caída del nexo que le daba la victoria a Misfits y les colocaba, hasta el momento y a la espera del pinchazo de Fnatic, como líderes en solitario.

No hay comentarios

Dejar una respuesta