Compartir

El ansia por conocer cómo había afectado el parche 7.14 a la LCS EU llegó a su fin. En la séptima jornada de competición, los grupos amenazaban con sentenciarse para muchos, pues nos adentrábamos en la última semana con enfrentamientos entre cuadros. Como primer plato, Unicorns of Love y Roccat inaugurarían el nuevo parche, pero el plato principal se reservaba para el G2 eSports – H2K.

Calma y respeto en el primer mapa

Trick trató de castigar a Febiven (Kassadin) antes de que este alcanzase el nivel 6, pero no pudo sacar nada de provecho más allá de los hechizos de invocador. Tardó un poco en producirse la primera sangre, que cayó de manos de H2K tras un exceso de confianza por parte de Mithy. La acción escaseó con el transcurso del tiempo, ya que ambos equipos se mostraron muy respetuosos. Las tímidas confrontaciones se produjeron en torno a los dragones, pero no llegaron a mayores hasta que se superó la media hora de encuentro.

Las teamfights se alargaron de forma casi desesperante, territorio en el que G2 parecía imponerse. Una equivocada retirada de Chei (que acabó pagándolo con su vida y la de Nuclear) propició que los samuráis se apoderasen de la zona del Nashor y se hiciesen después con el propio objetivo. Sin embargo, H2K cazó a Mithy, Trick y Zven justo después y logró llevarse el primer inhibidor de la partida. Pese a todo, G2 atrapó a Odoamne justo después y asediaron con todo. Los samuráis acabaron rápidamente con sus rivales y finiquitaron la partida de forma bastante extraña dada la calma que se había instaurado. 

Jankos marcó el ritmo con Cho’Gath

Caótico inicio de segundo mapa. Jankos apostó por Cho’Gath, aunque fue mucho más proactivo de lo que habíamos podido comprobar con Xerxe en el partido anterior. H2K se llevó hasta cinco bajas en apenas siete minutos, pero el contador no dejó de aumentar.

H2K mantuvo muy alto el ritmo. Todo el equipo se movió continuamente, sin dar un respiro a sus rivales samuráis. Jankos y Chei brillaron con luz propia en este gran comienzo, que terminó convirtiéndose en una partida prácticamente perfecta por su parte. Poca oposición pudo plantear un G2 eSports que se vio separado desde prácticamente el primer momento. 

Jankos y Odoamne se vieron completamente superados

No comenzó bien la partida definitiva para H2K. Jankos se quedó muy por detrás en el duelo de la jungla y Odoamne cayó ante el Renekton de Expect en dos ocasiones sucesivas. Esta vez fueron los samuráis quienes propusieron un earlygame cargado de acción. H2K, con una composición destinada a escalar con tranquilidad, lo acusó gravemente.

De todos modos, a G2 tampoco le importó pausar la partida, pues contaba con Caitlyn y Cassiopeia en sus filas. El principal problema para H2K se encontraba en la toplane, donde Odoamne no podía contener a Expect debido a su enfrentamiento desfavorable. Dada la diferencia de oro entre ambos equipos, las teamfights resultaron muy sencillas para G2. H2K, muy venido a menos en esta tercera partida, dejó mucho que desear. Por contrapartida, el conjunto samurái mostró una gran versión con un Perkz sensacional y cerraron la serie con un buen sabor de boca. Parece que G2 recupera sensaciones. 

El triunfo les permite mantener la distancia con ROCCAT e, indirectamente, permite que Unicorns of Love mantenga el liderato del grupo B. H2K, que dio una gran imagen en el segundo mapa, la desmereció con la partida final y vuelven a azotarles las dudas.

Cho’Gath no asustó tanto a manos de UOL

Si bien era conocido que la versión 7.14 había afectado considerablemente al metagame, lo cual se pudo comprobar en los bloqueos de cada equipo, las composiciones que plantearon ROCCAT y UOL no distaron mucho de lo visto en anteriores semanas. La única excepción se dio a manos de Xerxe, quien escogió a Cho’Gath para llevarlo a la jungla.

La primera sangre fue para Pridestalker en un diveo sobre Vizicsacsi, aunque el toplaner de UOL se llevó también la vida de su rival gracias a los golpes de su torreta. Posteriormente, Exileh ejecutó una cuestionable jugada en línea con la que regaló una kill a Betsy. En cambio, Samux y Hylissang dominaron las confrontaciones de la botlane con su característica pareja de Xayah y Rakan.

Las peleas posteriores favorecieron a un ROCCAT que parecía mejor coordinado que sus rivales. Csacsi no estuvo acertado con sus primeros Equilibradores de Rumble. Esto, obviamente, permitió que los pumas tomasen varios objetivos. La superioridad de ROCCAT fue sorprendente durante la primera media hora de partido.

Pese a que Xerxe se convirtió en una piedra inmortal, en las filas de los unicornios no había daño suficiente como para acabar con sus rivales. Exileh volvió a mostrar su peor versión y ROCCAT terminó llevándose la victoria contra todo pronóstico.

Pridestalker estrenó a Kayn sin éxito

Xerxe cambió a Cho’Gath por Sejuani visto el resultado del primer mapa. No obstante, el público enloqueció cuando Pridestalker fijó a Kayn, el nuevo campeón. Sería la primera vez que lo veríamos en competitivo.

Lo cierto es que Unicorns salió con todo en este segundo mapa. A base de rotaciones grupales, Samux se pudo hinchar con Kalista durante el earlygame. Este dominio inicial por parte de UOL quedó reflejado en una pelea en torno al Heraldo, donde lograron un tempranero ace. Tal fue el dominio de los unicornios que derribaron el primer inhibidor rival al minuto 20 y cerraron la partida tan solo tres minutos después. Samux se mostró descomunal. 

Saltan las alarmas en Unicorns of Love

Todo se iba a decidir, pues, en una tercera partida que no empezó bien para UOL. Exileh volvió a quedarse muy tocado en línea y el Warwick de Pridestalker llegó a gran velocidad para divearle y llevarse su vida. El jungla de ROCCAT se centró en la calle central para dejar por detrás a Exileh, el eslabón más débil de los unicornios. Por contrapartida, Xerxe hizo lo propio en la toplane y Vizicsacsi se colocó en una posición muy cómoda.

Pese al dominio inicial de ROCCAT, los unicornios fueron capaces de recuperarse, en parte gracias a los errores que cometieron los pumas. Aun así, ROCCAT no se vino abajo y la partida se igualó con una calma muy tensa. Tanto Betsy (Syndra) como Hjarnan (Sivir) alcanzaron un momento ideal en la partida y a UOL se le hizo muy complicado imponerse en las teamfights.

ROCCAT llegó a desaprovechar dos Nashors debido a cazadas sobre algunos de sus miembros. Estas cazadas, no obstante, se produjeron desde ambos bandos y todo seguía sin decidirse, aunque esta situación no se iba a prolongar mucho: Exileh, muy desposicionado, fue atrapado por ROCCAT y los pumas procedieron a pelear en superioridad. Tras acabar con los unicornios, contaron con un margen suficiente para derribar toda la base de UOL. Serie de escándalo.

Este gran triunfo por parte de ROCCAT, liderado en gran parte por Pridestalker, les salva prácticamente de los puestos de descenso y les acerca a la zona de playoffs. En cambio, Unicorns of Love vio peligrar su primera posición del grupo B tras el resultado producido entre G2 eSports y H2K y sus sensaciones no son demasiado esperanzadoras por el momento.

No hay comentarios

Dejar una respuesta