Compartir

Unicorns of Love y G2 querían acentuar su hegemonía en sus respectivos grupos. Los unicornios se enfrentaban a unos Splyce que habían experimentado cierta mejora en los últimos días. En cambio, las serpientes querían alzarse como candidatos para ocupar la zona alta del cuadro y no quedarse relegado a aspirar a la tercera plaza como máximo.

Warwick y Xerxe, inseparables

Tanto Thresh como Bliztcrank saltaron a la Grieta. Tocaba tarde ganchos. Además, Xerxe volvió a apostar por su característico Warwick, y sembró el caos en las filas de Splyce durante el earlygame. Su insistencia sobre la toplane permitió a Vizicsacsi dominar la línea ante Wunder. No obstante, una rotación de los cinco jugadores de Splyce castigó duramente a los unicornios.

Las cazadas de las serpientes fueron amargando la partida a UOL, que no sabían cómo responder. Fue especialmente Exileh quien sufrió las continuas emboscadas de Splyce. En cambio, un sensacional gancho de Hylissang sobre Kobbe permitió a Unicorns pelear en superioridad numérica y recuperar distancias. Tras esto, forzaron un Barón Nashor que Trashy logró robar tras eliminar a tres de UOL, pero finalmente cayeron cuatro de Splyce.

Los ganchos siguieron cayendo de ambos lados. Esta tesitura, lógicamente, no terminó de favorecer a ningún equipo, pero Vizicsacsi y Xerxe se encontraban en un estado de forma pletórico. Ambos se convirtieron en dos moles indestructibles que permitieron a Samux destrozar la última teamfight. Gracias a ello, Unicorns se llevó el primer mapa (1-0). 

Kobbe y Mikyx se convirtieron en el dúo del caos

El duelo en la jungla volvió a protagonizar los primeros minutos del segundo mapa. Xerxe le dio un clínic con sus rutas a Trashy, robándole varios campamentos y con ganks tempraneros. Aunque el liderazgo de UOL les garantizó el Heraldo, Mikyx se lo cortó in extremis y Splyce inició una teamfight muy favorable para ellos. Esta jugada, anecdótica a priori, decantó el devenir de la partida en gran parte.

Además, en el carril superior, Vizicsacsi sufrió esta vez ante la Fiora de Wunder. Todas estas circunstancias otorgaron bastante confianza a unos Splyce que se veían más fuertes con el paso de los minutos. Las serpientes atrapaban a los jugadores de UOL una y otra vez, y esto desesperó a los unicornios.

Aun así, Splyce forzó demasiado en su acoso sobre Vizicsacsi, y este exceso le abrió una ventana a UOL que aprovecharon para adquirir el bufo de Nashor. Aunque no pudieron sacar mucho partido de él. En su asedio, propiciaron una teamfight en la que Wunder destrozó a todos sus rivales. Kobbe y Mikyx adquirieron todo el protagonismo en las batallas finales, y es que el tirador infligió un daño demencial para forzar la tercera partida entre ambos equipos (1-1). 

Malzahar, de vuelta a la midlane gracias a Sencux

No comenzó muy bien la partida para Vizicsacsi, que cayó tras un buen gank de Trashy, y volvió a hacerlo poco después. En cambio, Samux se hinchó en la botlane gracias a una efectiva rotación de los unicornios. Pero la situación en la toplane era preocupante.

La única fuente de daño real de Unicorns, dado el mal estado de Vizicsacsi, era un Samux que requería de muchos minutos para poder aportar lo suficiente. Sencux, con su Malzahar mid, sacó buen provecho de ello. El midlaner de Splyce fue el principal artífice de las cazadas por parte de las serpientes, sin dar un respiro a los unicornios. La situación no mejoró para UOL, ni mucho menos, con el transcurso de los minutos. A los unicornios se les hizo imposible la misión de acabar con Sencux, así que la partida estaba acabada para ellos. Splyce les arrolló en este tercer mapa (2-1). 

Unicorns of Love deberán subsanar sus errores de cara a la próxima jornada. Desde luego, esta jornada ha resultado totalmente insólita, dado el cúmulo de derrotas por parte de los equipos favoritos. En el partido previo, G2 eSports también sucumbió ante un rival inferior.

Recital de Maxlore ante G2 eSports

Enfrentamiento crucial para los intereses de ambos conjuntos. La sorpresiva derrota cosechada por Fnatic ante ROCCAT en el día anterior permitiría a Fnatic o Misfits (2-1) alcanzar a los de Rekkles en la competición. Por tanto, esta victoria era de gran valor.

Trick sorprendió con una agresivo movimiento en la jungla con el que robó dos campamentos a Maxlore, dejándole por detrás. El jungla de Misfits, no obstante, gankeó la midlane para acosar a Perkz, pero la jugada resultó demasiado forzada y se saldó con una baja para cada equipo. Después, Perkz abusó de PowerOfEvil en el carril central.

Misfits supo castigar la falta de hechizos de invocador en la botlane samurái con varias cazadas. Su composición, perfectamente planteada para este tipo de jugadas, siguió surtiéndoles efecto y dominaron en las peleas posteriores. Maxlore se lució con Lee Sin y su equipo solo necesitó seguirle el ritmo. Poco a poco, las opciones de G2 se iban reduciendo. Tan solo podían confiar en que Zven y Perkz escalasen y se llegase al lategame, territorio samurái. De todos modos, los dos dragones infernales en manos de Misfits y su gran capacidad de iniciación denegaron esto. Con una teamfight más, los conejos aniquilaron a todos sus rivales y derribaron el nexo de G2 para firmar una gran partida de su parte (1-0).

G2 respondió con un golpe severo 

Misfits no bajó el nivel al comienzo la segunda partida, aunque G2 sí mejoró notablemente. Trick estuvo mucho más atento de los movimientos de Maxlore, y los samuráis pudieron anticiparse a las encerronas rivales gracias a la definitiva de Galio. Las escaramuzas y los objetivos cayeron hacia el bando de G2 eSports de forma muy temprana. Por ello, los samuráis comenzaron a dominar la partida a partir del midgame.

A los mandos del encuentro, G2 se hizo con el Barón Nashor sin dificultad alguna (al minuto 21) y solo necesitaron un último envite para destruir a Misfits en apenas 24 minutos. Tendríamos tercera partida en esta serie. 

Misfits, sinergia pura

La botlane Kalista/Rakan que escogió G2 prometía acción, y así fue. Los intercambios no cesaron en esta línea y fue, además, el lugar en el que se produjeron las primeras bajas debido a una masiva rotación de ambos equipos. Esta temprana batalla resultó favorable a Misfits, que se llevaron tres kills a cambio de solo una.

La partida se pausó tras esta jugada, y Misfits se aprovechó de ello para hacerse con el Heraldo y derribar torretas. Después, G2 intentó luchar por un dragón oceánico. Esta decisión les costó media partida. Hans Sama golpeó con total libertad mientras Alphari se introducía en el núcleo de la teamfight para destrozar a G2.

La diferencia de oro se fue a más de 10k llegados al minuto 25, lo que reflejaba el rotundo dominio de Misfits. Gracias al Barón Nashor, los conejos lograron derribar las torres de nexo, pero no pudieron destruir este último en su primera intentona. G2 ganaba algo de tiempo, pero no le sirvió de nada. Misfits gestionó esta tensa situación con calma, derribando los inhibidores y esperando a una batalla final. Cuando esta se produjo, Maxlore ejecutó un perfecto “Insec” sobre Zven que decidió la partida

Con esta épica victoria, Misfits adelanta a unos G2 que caen relegados hasta la tercera posición del grupo A. Los conejos mejoran sustancialmente con respecto a las primeras jornadas y se colocan empatados con Fnatic.

No hay comentarios

Dejar una respuesta