Compartir

La cuarta jornada de Superliga Orange de League of Legends continuó este martes 31 de octubre con la celebración de dos encuentros clave. Dos equipos que trataban de huir del pozo y escalar al top, y los líderes que intentaban seguir ocupando las plazas de nobleza. Finalmente, hubo doble reparto que no deja especialmente contento a ninguno de los cuatro equipos que se veían las caras en la noche de hoy.

Föur tumba por primera vez a los gigantes

El primer encuentro enfrentaría a un necesitado G2 Vodafone contra un Giants que venía, no solo de ganar en los tres encuentros anteriores, si no de hacerlo holgadamente. La libertad de presión al no haber LCS le permite alinear a sus mejores hombres y de nuevo el carril central lo ocuparía un Jiizuké que en la primera partida sacaría a su Galio AP, quizá en el momento más dulce del campeón a pesar del hotfix.

El duelo comenzó con intercambio en la midlane, Gilius apareció para divear al Corki de Polyokov y Jiizuké se llevó la primera sangre, aunque el jungla alemán caía con el último torretazo. Mientras, el duelo en el top lo controlaba un Th3Antonio que se llevaba a Send0o en una gran solokill que le dio una gran ventaja en línea, ventaja que se traduciría en la primera torre tras una mala rotación de G2 Vodafone que se llevaban un 2×1 en la línea inferior sin poder rascar ningún premio.

La primera partida se rompió en una pelea en el río con un enorme Gilius dominando con Gragas, mientras que el Galio de Jiizuké se hacía inconmensurable rascando todos los asesinatos, convirtiéndose en un arma colosal. La bola de nieve ya fue imparable para un G2V que lo intentó con algunas buenas jugadas, pero arriesgaba demasiado en las peleas y en las que Giants le daba la vuelta para cerrar el stomp.

En la segunda Giants volvió a experimentar en el draft, y la jugada le saldría mal por primera vez en esta temporada. Para pickear a Ryze dejaban abierto a Galio que en esta ocasión caía a manos de Polyokov, y Minitroupax seleccionaba a Vayne mientras que Föur repetía con Nocturne, una elección clave para el devenir de la partida.

Todo comenzó con precisamente un gank del jungla búlgaro para llevarse la vida de Th3Antonio. A continuación rotaban a la jungla inferior para cazar a Jiizuké, aunque una jugada interminable terminaba sin efecto alguno, salvo las intenciones claras de G2V en esta segunda partida. La rotación que si fue efectiva fue un dive a la línea inferior para dar muerte a Minitroupax, Giants intentaba darse la vuelta y alargaba la jugada, pero G2V también lograba llevarse la primera torre, aunque Th3Antonio volvía a dominar en su línea e igualaba rápidamente el encuentro.

En cada rotación, Polyokov era un quebradero de cabeza con Galio, pero era el Nocturne de Föur el que con cada iniciación hacía sufrir a un Giants que cada vez se veían más atrás. G2 Vodafone estaba muy cerca de hacer perder los primeros puntos a Giants, y de nuevo Föur aparecía en la línea de medio para iniciar una pelea que terminó en un sensacional tres por cero, y el camino abierto hacía un Nashor que conseguían sin oposición. Con el bufo del Barón comenzaban a generar presión en la línea inferior, y cuando Giants parecía luchar contra el Nashor con Minitroupax que se marcaba una doble espectacular, aparecía Nixerino para, con una triple, sentenciar la teamfight y la partida con un ACE que dejaba vía libre hacía el nexo.

Un empate de deméritos

El segundo duelo del día, y último de la cuarta jornada enfrentaría en el Cara a Cara a The G-Lab Penguins y Movistar Riders, apenas dos días después de las semifinales de la ESL Masters en el que los pingüinos cosecharon la victoria tras una gran remontada.

Serían los de Motroco los que golpeasen primero con una buena primera sangre de Lastwolf sobre Javaaa, sería la última vez que moriría el tirador de los pingüinos que recuperaban el control en bot después de que Kayn robase el primer dragón infernal. Esto les permitió rotar a pesar de la muerte de Lukezy en la jugada, y Kayn aparecía para dar caza a Roison y primera torre para Penguins. La partida se mantenía muy igualada y Riders rotaba genial a medio. Jin arriesgaba más de lo necesario y todo apuntaba a que ganaban la pelea, hasta que apareció Javaaa dándose la vuelta y llevándose una doble para cerrar la teamfight en un tres par tres, anulando el ataque de Riders.

A Movistar Riders empezaba a faltarle tiempo, y eso lo pagaban con la visión en la jungla. Eso le daba libertad a Penguins y una cazada tras otra terminaba en kills gratis para la Tristana de Javaaa. Riders parecía darse la vuelta con una fantástica iniciación de Cinkrof que le regalaba una doble a Xyraz, pero el polaco era cazado poco después regalándole a Penguins un Nashor con el que rompieron la partida. Con la base ya abierta, Riders intentó defenderse iniciando sobre Razork, el peor objetivo pues sobrevivía mientras Javaaa pegaba gratis y la pelea terminaba en un tres por cero que sentenció la partida.

En la segunda Riders efectuó su habitual cambio y entraron Carbono/Hatrixx por Cinkrof/Roison. Un cambio con el equipo mejoró, sobretodo en la jungla donde Carbono dominó con Zac.

Sin embargo, y como en la primera, fue más los errores rivales lo que decantaron el encuentro, empezando por un Penguins que dejaba abierta a Kalista para Lastwolf, un error que Riders cometió en la ESL Masters y que significó el pase a la final de Penguins con Javaaa campando a sus anchas. Ya la fase de picks y bans auguraban una victoria de los azulones, pero no sería para nada así.

Tras muchos minutos de tanteo, un mal gankeo de Razork terminaba con la primera sangre para el Thresh de Treatz, uno de los grandes protagonistas del encuentro que también facilitaba poco después una cazada sobre Jin, y la primera torre también para Movistar Riders.

El duo Kalista/Thresh comenzaba a ser peligroso, y tras una buena teamfight morían los dos carrys de Penguins, además de Razork, lo que significó un Nashor gratis con el que tiraron el resto de torres de línea. Riders empezaba a ser muy superior y lograron otro Nashor, pero Hatrixx arriesgaba más de la cuenta acababa muriendo a manos de un Kog’Maw en manos de Javaaa, que con el paso de los minutos parecía importarle menos la diferencia de oro. Los de Motroco y Jandro parecían no poder cerrar, y un atisbo de esperanza asomaba en los pingüinos que solo debían esperar una buena pelea. Sin embargo las malas iniciaciones de Razork les condenaban poco a poco.

Los minutos seguían pasando, y con la base abierta y la presión generada, Movistar Riders conseguía el Dragón Anciano. Era el momento de arriesgar, y Penguins se lanzó a por el Nashor. Tras conseguir el Barón la pelea posterior comenzaba genial para los pingüinos, pero apareció el Viktor de Hatrixx para marcarse una triple y sentenciar una partida con la que poner un empate que parece no servir a ninguno de los dos.

Así queda la clasificación tras la jornada 4:

slo-j4-t13

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta