Compartir

Último día de la sexta jornada de LCS EU en la que se iban a producir dos enfrentamientos de diverso calibre. En primer lugar, Mysterious Monkeys y ROCCAT se medirían en la batalla de la zona baja de la tabla, aunque el duelo entre Fnatic y Team Vitality se antojaba más atractivo.

Fnatic volvió a su contundente ritmo

Fnatic saltaba al escenario para mostrar su verdadero nivel tras la decepción del Rift Rivals. Una de las incógnitas era el tirador que escogería Rekkles para esta ocasión. Sorprendentemente, su elección fue Sivir. Ya en la partida, Broxah protagonizó el earlygame con continuos gankeos.

Los jugadores de Fnatic hicieron gala de sus características rotaciones y se llevaron los primeros objetivos con facilidad. Caps, además, pasó por encima de Nukeduck en el carril central. A pasos agigantados, Fnatic incrementó su ventaja de forma incontestable. Poca oposición planteó Vitality, pues Fnatic fue claro dominador del encuentro desde el primer momento, cediendo una única baja en esta contundente victoria. 

Al ritmo de Caps

Vitality resistió más en la segunda partida, en parte gracias al tempo pausado que se instauró sobre la Grieta. De todos modos, la batalla por los objetivos volvió a favorecer a un Fnatic muy solvente en este apartado. Llegada la hora de pelear, Vitality demostró buena coordinación, pero Caps despuntó con Taliyah en las batallas más largas.

Cabochard, a manos de Jax, representó el principal peligro que de Vitality. Gracias a él, el conjunto francés resistió los envites de Fnatic. Las teamfights se tornaron altamente disputadas pese a la ventaja de oro con la que Fnatic contaba.

Finalmente, Vitality propuso una cuestionable encerrona en el río cuando su base había sido destruida en gran parte. Por desgracia para ellos, Fnatic no cayó en su trampa. El equipo francés cavó su tumba con esta decisión y permitió que Fnatic destruyese el nexo para colocar el 2-0 que ponía fin a la serie. 

Convicente triunfo de Fnatic con el que preservan el liderato en el grupo A. Los de Rekkles no tuvieron que emplearse a fondo para superar a Vitality, pero parecen haberse recuperado, al menos en cierto modo, de lo ocurrido una semana atrás con el Rift Rivals.

Alta tensión entre monos y pumas

La partida comenzó con buen pie para Mysterious Monkeys. Amazing centró sus esfuerzos sobre la calle superior para intentar que Kikis dominase a Phaxi. En la midlane, en cambio, CozQ sufrió ante la LeBlanc de Betsy, que comenzó a brillar bastante temprano.

Las rotaciones de ROCCAT resultaron algo más efectivas pese a que los monos lograron llevarse la primera torreta. La diferencia en el carril central se acrecentó cada vez más, y Betsy resultó muy preocupante para los pumas. Pese a contar con un midlaner y un tirador en gran estado de forma, a ROCCAT le costó gestionar su presión y no fue capaz de llegar hasta la base rival en la primera media hora de partido.

De hecho, CozQ y Yuuki60 pudieron recuperarse con calma y destrozar en las teamfights posteriores. Una espectacular iniciación de Phaxi con Gnar parecía devolver las riendas a ROCCAT, que se hizo con el Barón Nashor justo después de esta gran jugada. Ni con estas fueron capaces de derribar las torretas de inhibidor, pues Yuuki60 se llevó a dos de sus jugadores poco más tarde y Mysterious Monkeys abrió la base “roccatiana”.

Los monos se mostraron mucho más decididos a llevarse la victoria que sus rivales, por lo que dominaron en la rotación de objetivos neutrales. Combinando el Dragón Anciano y el Nashor, MM asedió con todo la base de ROCCAT y pudo llevarse, tras 45 intensos minutos, el primer mapa. Betsy, que acabó 6/0/5, se encontró muy solo en la partida.

Betsy y Hjarnan, al rescate de ROCCAT

El segundo mapa comenzó de forma muy favorable para ROCCAT. Pridestalker dominó en el duelo de la jungla, centrándose además sobre la midlane para abusar de CozQ. Betsy, de nuevo, se encontraba muy cómodo en la calle central. Pese a haberse quedado muy por detrás, Amazing no se amedrentó y le devolvió la jugada a sus rivales en la misma zona. Aunque Pridestalker fue cazado en varias ocasiones, Betsy estuvo muy rápido para rotar y, a base de carácter, darle la vuelta a las jugadas junto a un providencial Wadid.

Las teamfights se convirtieron en un despropósito para Mysterious Monkeys, con CozQ muy desacertado. Kikis, con Akali, logró mantener las esperanzas de su equipo durante cierto tiempo y los monos se recompusieron gracias a ello. Con Hjarnan asesinado (peleando por un dragón de Nube), todo resultó más fácil para MM y pudieron hacerse con el Barón Nashor al minuto 27. No consiguieron nada con este objetivo, pues Kikis fue atrapado. Aunque MM volvía a tomar la iniciativa a partir del midgame, Hjarnan apareció dando un golpe de autoridad con una quadra kill que aventajó a ROCCAT de forma, aparentemente, definitiva.

Tras esto, llegó un sinfín de frenéticas trifulcas que no decantaron la partida en ningún momento hasta que, finalmente, Hjarnan y Betsy volvieron a capitanear a su equipo. Mención especial merece el Tahm Kench de Wadid, que salvó la vida de sus compañeros en numerosas ocasiones. Otros 45 minutos de pura acción que forzaron la tercera partida.

Mysterious Monkeys reinó en la calma

Pridestalker protagonizó nuevamente la acción inicial con un certero gank sobre la botlane al minuto 3. Divear a una Poppy con toda la vida no acostumbra a ser una acción recomendable, pero Amazing y Kikis lo intentaron aun así. El resultado: una kill para Phaxi sin siquiera gastar el Destello. Las decepciones siguieron sucediéndose del lado de Mysterious Monkeys: Pridestalker robó el Dragón Infernal en solitario pese a que los monos contaban con Kalista. En esta ocasión, la partida se calmó por completo y la acción brilló por su ausencia.

Los monos, gracias a ello, se recompusieron y propusieron rotaciones muy efectivas que les brindaron varios objetivos. Phaxi fue atrapado en sucesivas ocasiones. Esta batalla táctica estuvo totalmente decantada para Mysterious Monkeys. ROCCAT demostró, una vez más, su falta de decisión a partir de la fase de líneas. Finalmente, otra cazada sobre Phaxi permitió a los monos asediar en superioridad numérica y finiquitar la serie. 

Este triunfo resulta realmente importante para los intereses de Mysterious Monkeys. Los monos, gracias a la derrota cosechada por Vitality, se colocan a tan solo una victoria de los franceses, y la plaza del descenso del grupo B todavía no parece decidida. Por su parte, el conjunto de ROCCAT aún cuenta con cierto colchón (2 victorias) sobre NIP, pero el sueño de playoffs se ha desvanecido para ellos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta