Compartir

El segundo día de cuartos de final nos dejaba la resaca de la paliza de Samsung Galaxy a Longzhu en el día de ayer por un sorpresivo 3-0 que nadie logró pronosticar. Con ese resultado en mente, el encuentro entre SKT y Misfits parecía que iba a sufrir el mismo destino, pero para orgullo de toda una región, Misfits logró hacer sangrar y pasar miedo al campeón del Mundo y rozar hasta en dos ocasiones la eliminación coreana.

Faker desatado para arrasar a Misfits

La toma de contacto con la serie no pudo ir peor para el equipo europeo. El equipo de SKT se puso los guantes de faena desde el principio de la partida, con un gankeo de Faker a la línea superior con el que consiguió la primera sangre.

Los continuos movimientos de Faker por el mapa serían la definición de la partida. Ni tres minutos después, el medio coreano le daría la vuelta a un intento de emboscada de Misfits sobre Huni cayendo de los cielos para protegerle y, con la ayuda de la Sejuani de Peanut, matar a un Maxlore que se había desposicionado.

Faker siguió moviéndose, aprovechando el despliegue que ofrece la Entrada heróica de Galio, para meter presión al equipo europeo. Además, Hans Sama no tuvo su mejor partida. En varias ocasiones se equivocó usando el salto misil de manera ofensiva y, o bien murió, o bien tuvo que usar el destello para salir de la jugada.

El resto de la partida fue una cazada tras otra para aumentar la ventaja. Cuando llegó la fase de peleas de equipo, SKT pasó por encima de Misfits. La primera partida acabó en el minuto 25 con 16-1 para los coreanos.

De la sorpresa de Blitzcrank a la victoria de Misfits

La segunda partida de la serie se anticipaba fácil para SKT. El equipo coreano, que suele ir de menos a más en las series, ya había pasado por encima de Misfits en la primera partida y todo hacía presagiar que la historia se repetiría de nuevo.

Sin embargo, un jugador no estaba de acuerdo. IgNar, el apoyo coreano de Misfits, eligió a Blitzcrank para hacerle frente a los campeones del mundo. Y no pudo salir mejor la jugada. El Agarre misil del gólem de vapor fue un dolor de cabeza para SKT, que vio como una y otra vez eran cazados.

Pese a un horrible dive de Hans Sama e IgNar en los primeros minutos, que regaló una doble kill a Bang, Misfits consiguió liderar el marcador de oro durante toda la partida. El tirador francés no paró de moverse por todo el mapa, buscando la superioridad numérica en las peleas de línea y cosechando un asesinato tras otro hasta poner el 5/0/1 en su marcador particular.

La jugada del partido se produjo en el minuto 21. Faker usó la Valquiria cargada mejorada para interrumpir un Nashor de Misfits. Sin embargo, cuando iba a escapar, Ignar usó el destello para lanzar un Agarre misil perfecto y atraerle hacia donde estaban sus compañeros, que dieron cuenta del medio coreano.

Ni cinco minutos después, Misfits cogió la mejora del Nashor, ganó dos peleas de equipo, y presionó hasta poner el empate en el marcador de la serie.

¿La remontada es posible?

Con la incertidumbre de lo que acababa de pasar en el aire, las elecciones y bloqueos de la tercera partida traían otra sorpresa mayúscula. IgNar decidió jugar a Leona con la maestría Fervor de combate buscando arrasar la línea inferior.

Y lo consiguió. Misfits aprovechó el mal arranque de partida que tiene Vayne, y desde el primer momento tomó ventaja en la línea inferior. En el minuto dos, con los cuatro jugadores aún a nivel 1, IgNar se abalanzó sobre Bang y, con el daño que le proporcionaba su maestría, acabó con su vida y consiguió la primera sangre. Justo después, Hans Sama saltaba sobre Wolf y ponía el 0-2 en el marcador.

El tirador de Misfits fue escalando exponencialmente con el paso de los minutos, tanto que en el minuto 15 de partida su marcador personal estaba en 7/1/2 y aventajaba al tirador enemigo en 3.000 de oro. Una pelea de equipo en el Nashor, alrededor del minuto 28, certificó la ventaja de Misfits al conseguir tres asesinatos por tan solo uno de SKT.

La presión de Misfits volvió a surtir efecto cinco minutos después. De nuevo el control de los objetivos por parte del equipo europeo propició un nuevo Nashor ganado, y una pelea de equipo posterior que se saldó con tres asesinatos a dos en contra de los coreanos. Del Nashor al Dragón anciano, y del Dragón anciano a tumbar dos torres y dos inhibidores.

La ventaja de 10.000 de oro al minuto 40 fue definitiva. Misfits solo tuvo que forzar una última pelea con la ventaja a favor para terminar y ponerse por delante en el global de la serie.

La partida perfecta de Faker

Si una cualidad se puede destacar del denominado mejor jugador del mundo es la precisión. El medio coreano sublimó esta cualidad para empujar a su equipo a empatar la eliminatoria, a pesar de que éste estuvo por debajo en varios momentos de la partida. SKT eligió a Tristana para denegársela a Hans Sama, que la había jugado de forma espectacular hasta el momento. Para igualar el daño en área, el tirador francés eligió a Sivir.

La partida se mantuvo estable durante los primeros veinte minutos, con algunas escaramuzas, el dragón de fuego para SKT y el Heraldo de la grieta para los europeos. En el minuto 22 de la partida, dos buenas escaramuzas le permitieron a Misfits conseguir dos asesinatos y el Nashor. La partida y la clasificación se ponían de cara.

Un nuevo asesinato sobre Blank les envalentonó, hasta el punto de intentar un dive sobre el resto del equipo de SKT que les podría haber dado la partida. Sin embargo, los coreanos le dieron la vuelta a la pelea y consiguieron exterminar a los cinco jugadores de Misfits.

A partir de ese punto el rumbo de la partida cambió. Hans Sama y Power of Evil dejaron de tener incidencia en el juego, y Bang cogió el mando. Una última pelea ganada en la zona del dragón certificó la victoria de SKT, que de este modo se imponía en la cuarta partida y forzaba el desempate.

Corea no permite el milagro

SKT estaba tocado, pero nunca hundido. Misfits había demostrado ser un rival más que digno para el que parecía una escuadra intratable, y el miedo hizo saltar las alertas del conjunto coreano. Con esa premisa no se iban a dejar achantar por Europa e intentarían tumbar a su rival lo antes posible.

La agresividad de Blank fue la nota predominante del early game, un primer y tempranero gank sobre Alphari le permitía no solo regalarle la primera sangre a Huni, si no establecer su control por la jungla enemiga donde Maxlore sufrió bastante, viendo como le robaban muchos de sus bufos. No tardaría mucho en caer la primera torre para SKT y Faker ya estaba en modo Dios de la Grieta, respondiendo a algunos gankeos de Maxlore hasta el punto de hacer huir tanto al jungla como a PoE con sus brillantes mecánicas.

El acoso estaba empezando a ser notable, y Misfits necesitaba un milagro. Éste llegó en una gloriosa jugada de PowerOfEvil que cuando iba a ser cazado por cuatro miembros de SKT veía como llegaba Maxlore desde el arbustro, IgNar y también la rotación de Alphari para conseguir un 2 por 0 que decantó la balanza de la partida.

Esa pelea le dio alas a Misfits, que empezaban a imponerse consiguiendo todos los objetivos (Heraldo y dos dragones infernales), aunque el peligro estaba en un Huni que splitpusheaba a placer con Jayce. ¿La solución? Quitarle de en medio. El toplaner coreano fue cazado en varias ocasiones, lo que hacía soñar a toda una región mientras Misfits conseguía el tercer dragón infernal.

Con todo en juego comenzaría una pelea eterna por el Barón Nashor. Si iniciaban los coreanos, Misfits lo paraba; si iniciaban los europeos, SKT llegaba a tiempo. En todas las peleas no caía ningún miembro imprescindible, y ambos sabían que todo se decidiría en los últimos compases, muy probablemente sin que el Barón caiga a manos de nadie. Era momento de buscar otros objetivos y Misfits se lanzó a por un vital Dragón Anciano con el que podrían destrozar a su rival, fue entonces cuando apareció la figura de Blank robando el dragón e iniciando una pelea en la que SKT sentenció el encuentro ante la dolorsa mirada de un Misfits que había muerto de pie, y haciendo sentir orgullosa a una región entera.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta