Compartir

La Barcelona Games World fue el epicentro del inicio de la Superliga Orange de League of Legends, estadio repleto en los cuatro enfrentamientos en los que Giants Gaming demostró por qué es el favorito de todos para llevarse el trono esta temporada.

Con un público volcado sobre todo con los gigantes y Army, la zona de competición tuvo un seguimiento masivo en todo momento a pesar de los problemas técnicos, que dejaron un inicio de Superliga algo más largo de lo esperado y con mucho espectáculo.

Leones y pingüinos, fiesta asegurada

La superioridad de Mad Lions en el macro no se terminó de concretar en los cierres de partida, punto a explotar del equipo de Araneae, que sufrió más de lo esperado para sacar un empate a pesar de tener las dos partidas ganadas en el early.

El primer choque fue el ejemplo perfecto de lo que es la escena española: divertida, entretenida y con mucha acción. Con un Ezreal vs Kha’Zix en la jungla, Selfmademan fue el dueño de la Grieta, que vio hasta 40 kills.

Proactivo, el jungla de los leones sacó cinco kills iniciales e incluso abusó de la jungla rival en el 1v1, pero la ventaja no la aprovecharon los de Araneae y la pausa alrededor del Nashor terminó con la aparición de Lukezy, soberbio y loco con Vladimir en la remontada, en la que fue clave Razork con Ezreal.

En la segunda Mad Lions destroza aún más rápido en el early, su control del macro es muy superior al de los pingüinos, que aguantan mucho en base a pesar de ir muy por detrás.

Humanoid destrozó en medio y se aprovechó de los ganks iniciales de Ezreal, y el medio hizo lo que quiso ante Lukezy con Cassio. Mad Lions tuvo de nuevo problemas para cerrar a pesar de abrir inhibidor y caen en pelea en el Nashor 5v4 con un Javaaa descomunal con Caitlyn, tanto en daño como en el posicionamiento.

JIN hizo una muy buena partida con Shen, jugándosela al dolor push aprovechando su ultimate, pero con el segundo Nashor los leones acabaron bien y lograron un empate importante para no quedarse a cero desde el comienzo.

Del susto de G2 a la sentencia de Army

El espectáculo estaba asegurado con uno de los choques con más historia en las últimas finales de la Superliga y así fue. Kennen, Ekko y Azir aparecieron, este último en manos de Pepi blind pick antes de que Ronchas confirmase que está roto.

G2 sorprendió al inicio, Polyokov destrozó a Pepii y Sendo le hizo la vida imposible a Satorius, dejando un grito motivador que dejaba entrever las ganas por llevarse los tres puntos.

Los 4K de ventaja fueron suficientes para un Nashor ofensivo, pero la locura de G2 se desvaneció con Polyokov. La propuesta del 1-3-1 no funcionaba en el late y las peleas eran para Asus a pesar de que habían perdido las 11 torres.

Sin torres, ASUS se quedó aguantando en base por miedo a sufrir un backdoor, pero la superioridad en las peleas les hizo ir a por el Nashor hasta cerrar partida.

La segunda no tuvo historia, ASUS demostró ser el equipo que todos esperaban. Con Satorius muy cómodo con su Jayce y Pepii abusando de Polyokov en medio con un Galio muy ofensivo, casi no hubo enfrentamiento.

Los gigantes van a llegar donde quieran

Giganta Gaming está a otro nivel juegue quien juegue. Aunque el quinteto que ha subido a la LCS es el más óptimo, tanto Xico, Joo como TheAntonio pueden complementar a un roster fenomenal tal y como han confirmado hoy ante Movistar.

Riders soñó unos minutos con la victoria gracias a Carbono, que se movió a la perfección por la Grieta con Rek’Sai y clavó todos los ganks, demostrando su capacidad ante los rumores de que Cinkrof podría llegar al equipo.

Pero apareció el mejor Gilius, modo playmaker, acompañando las llamativas jugadas de Xico con Azir en favor del daño de Minitroupax. Y así despertó la bestia. El que puede ser uno de los mejores jugadores de la competición dejó una última tf perfecta, flash ofensivo incluido, en el que fue push decisivo para poner el 1-0. Sus mecánicas le preceden.

En la segunda sucedió como en la serie anterior, los gigantes estompearon sin dudar con la entrada de Jiizuke, también con Azir. Hatrixx se hizo muy pequeño ante el italiano y Movistar no pudo más que aguantar hasta verse superado en lo que fue el stomp de la jornada.

KIYF cambió el guión

En el que parecía a priori el choque más igualado de este inicio de SLO, los ninjas cerraron la jornada con una victoria aplastante en todos los sentidos. Por la manera de estompear y de remontar respectivamente, dejaron tocados a los baskonistas y se hicieron con los tres puntos.

Con Yoppa modo estrella, primero con Cho’Gath y seguidamente con Camille, KIYF marcó su plan de ruta con una idea muy clara. Primero buscó evitar el 1-3-1 de Baskonia y forzar peleas grupales en lo que sería casi una victoria por inercia. Sin apenas acción, Yoppa impuso el freestyle con Cho’Gath ante un equipo muy pasivo.

El conjunto vasco despertó en la segunda partida y tanto Diamond como DarkSide empezaron muy bien el enfrentamiento, hasta que KIYF decidió cambiarlo todo. Una pelea grupal comandada por el daño de XDSmiley supuso un ACE y un imponente 5-0 que cambió el choque.

Yoppa tiró de split push con Camille, tiró la base al completo de ThunderX3 Baskonia y el daño de Pretty con Anivia hizo el resto.

Así queda la clasificación:

clasificacion

No hay comentarios

Dejar una respuesta