Compartir

Decía Tancredi Falconeri a su tío en la película Gatopardo que “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie”. La cita se la podríamos haber adjudicado a alguien de G2 o Fnatic antes de empezar la temporada, porque es más que representativa de lo que ha sido el devenir de la competición. Los dos reyes de Europa empezaron la temporada con dudas, dando a entender que podrían caer este año. Dos meses y medio después, se verán en la final.

La segunda semifinal tenía que resolverse hoy. Fnatic, un clásico de la LCS EU contra Team Vitality, la gran sorpresa de la temporada. Después de la serie de cuartos de final, aseguraba Yamatocannon que iba a ser una eliminatoria difícil, y tendría razón. La organización británica apenas dio opción a Team Vitality, y le derrotó en un 3-1 con muy poco suspense.

Se avecina tormenta

Las dos primeras partidas auguraban una serie muy corta. La sinergia entre Broxah y Caps daría unos resultados espectaculares y sacarían de del juego a Jiizuke, recién nombrado Novato del Año de la competición. El línea central italiano solo pudo mostrar su mejor nivel en la tercera partida.

La primera se resolvería en apenas 25 minutos, pero se sentenció mucho antes. La superioridad de Broxah sobre Gilius se reflejó en 3.5K de ventaja de oro en el minuto 15, y a partir de ahí todo fue ganar ventaja para Fnatic. Para ese minuto, la Zoe de Caps ya era un absoluto monstruo que devoró a los jugadores de Team Vitality. En el minuto 24 ganaron una pelea de equipo, recogieron la mejora de Nashor y cerraron la partida.

La segunda partida comenzaría algo mejor para el equipo francés, pero aún así no pudieron parar el juego de Fnatic. La clave se produjo en el minuto 18. Team Vitality, con ventaja en el marcador de oro, forzó una pelea de equipo en la línea inferior que no pudo solventar bien, y que acabó con un 3-0 para el rival y la ventaja de oro dada la vuelta. A partir de ese minuto, el gran nivel demostrado de nuevo por Broxah y Caps les llevó a la victoria. Mención especial para Bwipo, que no acusó en absoluto su falta de experiencia durante toda la serie.

Un rayo de esperanza

Con la deriva que estaba tomando la serie, lo más plausible era un 3-0 para Fnatic. Sin embargo, los chicos de Team Vitality se pusieron el mono de trabajo y consiguieron arrojar un poco de esperanza a la eliminatoria. En los inicios de la partida se pusieron por delante y, aunque ésta se mantuvo igualada hasta aproximadamente el minuto 20, la ventaja conseguida por Gilius y Cabochard al principio terminó por desequilibrar la partida.

6K de oro de ventaja y el Nashor avalaban a Team Vitalitty para acabar la partida en el minuto 26. El final no llegaría hasta siete minutos después, cuando con una poderosa pelea de equipo cerraron la partida y demostraron que no estaba todo perdido.

El retorno del rey

Fnatic ya es toda una institución dentro League of Legends. Su historia y su palmarés le avalan como un equipo a tener en cuenta, y ya parece tener una de esas capacidades que tanto se atribuyen a los equipos del deporte tradicional: ganar con el escudo.

Una ligera ventaja en los primeros minutos para los británicos sería rápidamente subsanada por los franceses, llegando al minuto 18 con igualdad absoluta. Sin embargo, en apenas dos minutos Fnatic se impuso con autoridad y en un par de jugadas se volvió a lanzar 3K de oro por delante. La escalada de la partida a partir de ese momento fue brutal. El Ezreal de Rekkles y el Swain de Caps empezaron a ser intratables, llegando el primero a contar con 277 súbditos en su marcador en el minuto 24. El mejor tirador de Europa no quiso dar opción a sus rivales a volver a meterse en la eliminatoria, y llevó a su equipo a la victoria junto a Caps en el minuto 29.

Fnatic se medirá a G2 en la final por ser el campeón de la LCS EU el próximo 8 de abril a partir de las 16:30. El partido por el tercer y cuarto puesto enfrentará a Splyce y Team Vitality el 7 de abril a partir de las 17:00.

No hay comentarios

Dejar una respuesta