Compartir

El que fuera el quinteto de League of Legends de Epsilon eSports en la última temporada de Challenger Series ha dado a conocer públicamente que el club le debe 22.500 euros, por lo que están comenzando a explorar opciones legales para cobrar el montante económico.

Roger R. Quiles, representante legal de los cinco jugadores, ha confirmado en ESPN que el equipo cobró los meses de competición en mayo, junio y julio, pero ninguno de los componentes recibió el pago inicial acordado.

Así pues, tanto Max ‘Sartorius’ Günther, Thomas ‘Kirei’ Yuen, Sofyan ‘CozQ’ Rechchad, Pawel ‘Woolite’ Pruski y Lewis ‘NoXiAK’ Felix han decidido dar un paso más y hacer que la situación esté en conocimiento de todos, aunque todavía no quieren tomar acciones legales.

Parece ser que los jugadores, mediante su representante legal, no han logrado llegar a una solución amistosa para solventar el asunto por lo que intentan presionar al club dando a conocer la situación.

Los jugadores llegaron al equipo de League of Legends de Epsilon después de la fusión con Inspire Esports en abril, de la que se entiende se acordó un pago inicial al roster que parece no se ha realizado.

Todo esto se une con la vorágine de noticias de Epsilon, que hace unas dos semanas anunciaba su acuerdo con el AS Mónaco FC para comenzar su andadura en FIFA.

No hay comentarios

Dejar una respuesta