Compartir

El secreto a voces se hizo real y según informa The Wall Street Journal las Grandes Ligas de Béisbol han llegado a un acuerdo con Riot para adquirir los derechos de retransmisión de League Of Legends. Todo a través de su compañía BAMTech, de la que Disney posee un 33% en propiedad desde el pasado mes de agosto.

El acuerdo, que según los rumores que llevan circulando algunas semanas que rondaría los 200 millones de dólares, ha llegado a la astronómica cifra de 300 millones, lo que le concedería los derechos exclusivos de straming y monetización hasta el año 2023.

Tras este acuerdo BAMTech planea lanzar diversos servicios de retransmisión tanto para PC como para smartphones y tablets aunque también manejaría la distribución de la que actualmente gozan Twitch y Youtube Gaming. No queda claro si tras esta compra los canales abiertos serán sustituidos por plataformas de pago, aunque sería un movimiento cuanto menos extraño y que habría que ver como sienta de cara a las numerosas audiencias de la que presume tanto League of Legends como otros eSports cada año.

Todo apunta que lejos de que nos quedemos sin ver la LCS de manera gratuita, el acuerdo servirá para expandir y explotar los patrocinios y acuerdos con diversas compañías publicitarias, lo que aumentaría en un gran porcentaje los ingresos recibidos por dichas retransmisiones. Unos ingresos que según la fuente, Riot podría ver de vuelta un porcentaje aun desconocido, permaneciendo el resto en manos de BAMTech para cubrir el costoso pago.

Este acuerdo explica también los rumores sobre que ESPN planeaba hacerse con esos derechos de retransmisión, y es que el 80% de la compañía también está en posesión de la gigantesca familia del ratón Mickey, que además posee el derecho de adquirir aun más si cabe su porcentaje de acciones de BAMTech en el futuro si así lo desean.

No hay comentarios

Dejar una respuesta