Compartir

La temporada de Echo Fox en la LCS norteamericana no ha sido precisamente para enmarcar, tan solo una victoria contra diecisiete derrotas, un bagaje más que pobre. Sin embargo a última hora iban a salvar la temporada, primero venciendo contra pronóstico a Team Liquid Academy, segundo clasificado de la Challenger. Sin embargo en su enfrentamiento contra Phoenix1 caerían duramente derrotados por 3-0. Un camino parecido sufrió NRG que perdió también por 3-0 frente a Cloud9 Challenger, el cual consiguió el ascenso a la LCS, por lo que Echo Fox y NRG se jugarían su futuro en un último enfrentamiento.

Otro contundente 3-0 sería el resultado por el cual Echo Fox conseguiría mantener la categoría, mandando a NRG al descenso a Challenger, un descenso (tras otra mala temporada en general) cuanto menos notable dado el potencial económico de sus empresas patrocinadoras, entre los que se encuentran en ambos casos dos antiguas estrellas de la NBA como Rick Fox y desde unos pocos días, Shaquille O’Neal. De hecho NRG renovó su plantilla al completo al clasificarse para el Summer Split.

Tan solo queda saber si Echo Fox podrá solucionar sus problemas y aprovechar esta oportunidad que se le ha brindado, o por el contrario repetirá otra nefasta temporada en la que perdieron todos los partidos tras ganar su primero en la primera semana ante Phoenix1.

No hay comentarios

Dejar una respuesta