Compartir

No hay tiempo para descansar en esta super semana de Superliga Orange de League of Legends. Una temporada dominada por el empate a pesar del triunfo de Penguins y MAD Lions de ayer, que provoca una máxima igualdad en la tabla, a excepción de un Dragons descolgado al no haber puntuado en estas tres jornadas.

Una cuarta jornada que no iba a ser una jornada cualquiera pues iba a significar la primera victoria de eMonkeyz en la historia de la Superliga, tras llegar la pasada temporada y conseguir seis empates y ocho derrotas en primavera. Un equipo muy diferente con un Czekolad que ha llegado para tumbar pronósticos.

Los monos hacen historia tumbando a la armada

Aunque la partida no comenzó bien para eMonkeyz con un mal diveo de DahVys, el jungla no tardaría en responder para castigar tanto a Lukezy como Kaze. Cazadas a las que también se sumaba Monk con Lucian con teleport, causando enormes quebraderos de cabeza.

Aunque el timón de la partida lo llevaban los monos, Army aguantaba bien. Al menos hasta una fantástica pelea en la que Monk iniciaba muy agresivo y donde la ulti del Zilean de Tarky fue clave para que Czekolad y DahVys hiciesen daño a placer. Pelea limpia y Nashor gratis con el que ir a abrir base. En el asedio, nuevamente las locuras de Monk casaban a la perfección con el trabajo de Tarky. Todo un festival de acción en la que eMonkeyz ponía el 1-0.

La setup de early ahora sí había funcionado a eMonkeyz, y ASUS ROG Army decidió combatirla con el mismo arma. Craso error, pues en la locura los monos parten con ventaja, y muy pronto se pondrían por delante con un DahVys muy acertado y un Czekolad demoledor, baluarte absoluto de su equipo.

Las esperanzas de Army, de nuevo por detrás, caían en un Sedrion que a pesar de perder la línea siempre era una amenaza; más cuando Prime también brillaba con Morgana. Dos fantásticas cárceles pudieron darle la remontada a la armada, pero en el segundo baiteo alrededor del Nashor Czekolad le dio la vuelta a la teamfight para salir con un 4×2 a favor, Nashor, un cuarto dragón y la base rival empezando a sufrir.

Todo terminó como cabía esperar. Army intercambió un Dragón Anciano por un Nashor de eMonkeyz, lo que les llevó a una larga pelea en la base de la armada, que tras perder sus inhibidores se quedaban expuestos, pero con los monos sufriendo. Uno a uno todos caían. Todos menos Moryo, único superviviente que tiraba el nexo para hacer sumar a los monos su primera victoria en la Superliga Orange y escalar al top de la tabla forzando un quíntuple empate.

La venganza de Yoppa

KIYF y Giants saltaban a la Grieta con una misión. Los primeros seguir sumando para mantenerse arriba y los segundos asegurar el liderato en solitario. Mucha igualdad que se transmitió al combate, donde en los primeros compases dominaron los ninjas con un Aesthetic destrozando con Kindred, especialmente a Yoppa, que sufrió durante gran parte del encuentro.

Sin embargo en bot el dominio era de Deadly y Mystiques, lo que les permitía no descolgarse de la partida. Todo apuntaba a una partida larga pero un buen Nashor en el que Giants escapó por los pelos lo cambió todo. Con el bufo del Barón los gigantes asediaron en bot y ahí apareció una colosal iniciación de Mystiques que dejó vendido a medio KIYF. Con Zoe destrozando, llegaba el ACE y la caída del nexo al 23′.

El respeto se mantendría en los primeros compases de la segunda partida, excepto en un Razork arrollador con Ivern dominando por completo en la jungla, lo que facilitó una valiosa primera sangre para Kashtelan.

Esa jugada desató la locura, pues a ella se sumó un confiado Yoppa para partirle la cabeza a Orome y bajar a bot y divear sacándose otra doble. La dupla Yoppa/Razork dominaba y controlaba, y aunque KIYF sacaba mucho provecho de dos buenas cazadas, Giants respondía castigando con la misma dureza el más mínimo error rival.

Yoppa se paseaba por la Grieta con Camille. El Vladimir de Oromë no era rival en absoluto. Aunque la Zoe de ZaZee inspiraba bastante temor lo que hizo que Giants fuese con demasiada calma.

Viéndose con alas, KIYF se lanzó a por el Nashor en la jugada que sentenció el encuentro. La base de los ninjas ya estaba muy tocada, y aunque conseguían el Barón, Razork se quedaba cortando los backs, lo que permitió a Giants entrar libremente en base rival y tirar el nexo en una jugada desastrosa para KIYF.

No hay comentarios

Dejar una respuesta