Compartir

El próximo domingo tendrá lugar la final de la LCS europea, donde se enfrentarán los dos equipos que más fuertes se han mostrado en la fase regular. No ha habido lugar para la sorpresa y en esta final, inevitablemente, el favorito es G2. Pero, ¡cuidado! Splyce ya ha demostrado de lo que es capaz y no va a poner las cosas nada fáciles a los chicos de Ocelote. Se presenta una final no apta para cardíacos. Aquí os dejamos las claves que pueden marcar el devenir de la eliminatoria:

– Wunder: el danés fue uno de los puntos débiles de Splyce en el Split de primavera. Este verano ha dado el salto de calidad que se esperaba de él y ha sido elegido mejor toplaner. Con los cambios introducidos en el meta, el cambio de líneas ya no es viable y ante sí tendrá a Expect (a priori el eslabón más débil de G2) sobre el que deberá generar la ventaja suficiente para que su equipo pueda centrarse en otras partes del mapa.

– La jungla: Trick ha demostrado ser el mejor jungla de la LCS europea y ha sabido echarse al equipo a sus espaldas. La semana pasada, su robo de Nashor fue la clave para que G2 sacase adelante un partido que se estaba poniendo muy feo. Su presión constante y su capacidad para llevar el timón del equipo en los momentos complicados serán fundamentales si G2 quiere obtener la victoria.

– El carril central: Luka Perkz no está al nivel del pasado Split, eso es una realidad, ha pasado de ser el mejor novato de la competición a tener tan solo un 63% de participación en las muertes de G2 (lo cual le relega hasta el puesto 65 en Europa con respecto a esta estadística). Enfrente tendrá a Sencux, que no tuvo sus mejores días ante H2K en semifinales. El carril central se presenta con dos hombres que han demostrado de lo que son capaces, pero que no están en su mejor momento. Si alguno de los dos es capaz de sacar su mejor versión, puede decantar la balanza.

– Mithy y Zven: dejaron Origen para ganar un Split. Pues bien, aquí tienen su tercera oportunidad, la primera con G2. La mejor botlane de Europa quiere certificar que ese título es merecido llevándose la final veraniega. Si Trick va a tener que estar atento al top, Trashy tendrá que hacer lo mismo en el bot.

– Experiencia: ambos equipos están formados por jugadores jóvenes, con hambre, sí, pero también con poca experiencia todavía, porque muchos de ellos están al principio de su carrera. G2 puede generar ventaja con este factor, ya que Trick y Perkz se estrenaron en una gran final durante el pasado Split (ganándola además), y tanto Mithy como Zven ya saben lo que es estar en una gran final, e incluso jugar los mundiales.

– Los entrenadores: YoungBuck fue elegido mejor coach de primavera. Su trabajo en los drafts es incuestionable y su capacidad para ayudar a que un equipo novel se proclamara campeón lo puso en los focos como uno de los mejores en su puesto. Curiosamente, en este Split, el mejor entrenador ha sido el de Splyce, YamatoCannon, un hombre que no deja indiferente, con reacciones muy exageradas durante las partidas. Lo que está claro es que ha sido capaz de ensamblar un equipo muy joven hasta el punto de plantarlo en una gran final. Su picardía, agilidad mental y capacidad de gestionar las emociones de sus chicos serán un punto a tener en cuenta en la gran final.

– Las dudas: a pesar de que los dos equipos han sido los mejores en la fase regular, ambos han tenido fallos que les han hecho perder puntos. En una final cualquier descuido o cualquier falta de concentración pueden pagarse muy caros. Si la serie llega a quinto partido, tendrán que andarse con cuidado de que el factor mental no les juegue una mala pasada.

No hay comentarios

Dejar una respuesta